Paternidad

“Él ha llenado nuestras vidas”. Pareja gay adoptó niño con Síndrome de Down que era rechazado por todos

Aunque todas las personas merecen el mismo trato y las mismas oportunidades, lo cierto es que en la práctica esto no sucede así. Siempre existirán aquellos que ignoren o excluyan a quienes son diferentes. Sin embargo, en estos casos es cuando debemos apostar más a la inclusión, tal como lo ha hecho esta familia.

Se trata del caso de Ben, un niño que nació con Síndrome de Down y que desde bebé no contaba con una familia. En su corta vida vivió en hogares temporales a la espera de ser adoptado finalmente por una familia. Lamentablemente, por muchos meses fue rechazado por tener esta condición.

Todo cambió cunado Steve Vella y Kris Grima, una pareja de hombres homosexuales supo del niño. De inmediato se interesaron por sumarlo a su pequeña familia en el 2015, cuando solo tenía 6 meses de edad.

A partir de entonces, la pareja le ha dado todos los cuidados que necesitaba un niño con sus características. Además de todo el amor que tanto merece.

“Damos gracias a Dios por habernos dado a Ben, Steve es un santo y tenemos una familia que nos apoya mucho”, comentó Kris en una conversación con TVM News en el 2016. “Él ha llenado nuestras vidas aún más, y especialmente ha llenado mi vida”, agregó Steve.

Ben llegó para ser parte de esta hermosa y pequeña familia, quien les ha brindado muchos momentos hermosos junto a sus padres. No obstante, Kris asegura que es importante que haya más educación con los niños que nacen con la misma condición de su hijo, porque nadie merece ser rechazado de esta manera solo por tener Síndrome de Down.

“No podemos decir que encontramos problema alguno, de hecho, encontramos apoyo y amor.”

Gracias a la Ley de Matrimonio Igualitario en Malta, Kris Grima y Steve Vella han podido dar el sí frente al altar. Esto les otorgó los beneficios y la igualdad que tanto anhelaban las parejas homosexuales en el país europeo. Sin embargo, han tenido que pasar por muchas dificultades antes de poder llegar a donde están.

“Pasamos por un infierno; nos hicieron pasar a una vida clandestina, haciéndonos invisibles y nos hicieron sentir deshonrados (…) Tenía que excluir casarme o formar una familia. Hoy en día, debido a los cambios en la ley, todo esto es posible, aunque soy consciente de que la sociedad tardará años en reconocernos realmente como iguales.”

Finalmente, pudieron tener todo lo que tanto desearon: se casaron y adoptaron a Ben. Ahora pueden disfrutar el uno del otro, sin prejuicios y discriminaciones.

Comment here