Uncategorized

“El mejor día de mi vida”. Niña recibe el alta luego de pasar toda su vida hospitalizada

Hay noticias que son tan buenas recibirlas que no solo alegran a aquellos que las viven y la protagonizan, sino que también contagian de felicidad a todos los que están cerca. En los momentos tan emotivos como estos, es imposible contener la alegría y no podemos hacer más que expresarlo con el mayor de los ánimos.

Así lo vivió Dafne, una pequeña de 7 años que fue dada de alta del Hospital de Los Ángeles, al sur de Chile. Tras pasar toda su vida dentro de este centro médico debido a una mala formación intestinal que se presentó al momento de nacer, pudo regresar su casa.

Debido a la condición genética con la que nació la niña, debió recibir tratamiento constantemente, por lo que no pudo tener una vida normal, como cualquier otro niño. Cuando finalmente pudo ser dada de alta y regresar a casa con su familia como tanto lo desearon, no pudo ocultar su emoción.

“PURA EMOCIÓN| La pequeña Dafne logró el alta después de 7 años de hospitalización. A los 6 meses comenzó a tratar una malformación intestinal de dificil manejo y no salió más, hasta ahora desde el Hospital de Los Ángeles. Es el mejor día de mi vida.”

El jefe del Centro de Costo de Atención Cerrada Indiferenciada del Niño y la Nila del hospital, el doctor Jury Hernández dijo en una entrevista con el medio Bio Bio: “Toda su vida hospitalizada por una alteración en la anatomía de su intestino. Con un intestino que tuvo la necesidad de mantener una nutrición parenteral crónica a través de un catéter permanente. Esto es para nosotros un tremendo desafío”.

Mientras tanto, la pediatra de cabecera de la niña, Claudia Miranda, explicó todo el proceso que tuvo que pasar la niña. Desde que era tan solo una bebé tuvo que pasar por varios centros hospitalarios para volver al mismo instituto en donde nació para terminar con su treatamiento como ocurrió finalmente. “Nosotros la conocemos desde los primeros días de vida”, expresó.

Finalmente, la niña logró superar esta dificultad en su salud y cuando lo hizo, se despidió de hospital no sin antes recibir una ovación por su esfuerzo y por sus ganas de seguir luchando. En ningún momento, ni Dafne ni sus padres se dieron por vencidos a pesar de lo duro que resultó todo el proceso. Aunque ya superó la situación, aún debe continuar con su dieta especial de por vida.

Comment here