Uncategorized

El primer baño de mi bebé

baño

El momento del baño es uno de los más emocionantes en la relación entre padres e hijos.

Cuando nuestro bebé nace, suelen darle su primer baño en el hospital. Sin embargo, este momento no resulta tan agradable para nuestro pequeño. No porque sea una tortura, pues la verdad es que el agua está calentita, y el personal a cargo tiene todos los cuidados necesarios, sino que porque es algo tremendamente desconocido para él.

 

Es por eso que la primera vez que lo bañemos en casa debemos hacerlo un momento especial, no sólo para él, sino que también para nosotras. Puede ocurrir que sea un verdadero placer para ambos: relajación, encuentro, y un descubrimiento mutuo de una experiencia nueva.

 

¿El momento? Al principio, todo lo que necesita tu bebé, es que lo limpies con un pañito suave humedecido en agua tibia. Es recomendable que esperes hasta que se le caiga el cordón umbilical antes de darle su primer baño, lo que por lo general ocurre entre 10 y 14 días después del nacimiento.

 

¿Y luego? Los bebés gustan de un baño por la noche, pues al igual que pasa en los adultos, esto les relaja. Si notas que tu bebé se calma cuando lo bañas, quizá lo quieras incorporar como parte de su rutina a la hora de dormir. Sólo procura que sea siempre en el mismo horario.

 

¿Cómo lo hago? Debemos preparar una bañera con agüita tibia, que cubra al bebé hasta la mitad del cuerpo, de manera que esté prácticamente sumergido en el agua. En cambio, si ponemos poquita agua, tendrá sensación de frío y no estará cómodo.

 

¿Qué productos debo usar? Para el baño, puedes usar un jabón neutro, con pH adecuado a la piel de tu bebé. El pelo y la cabecita no hace falta lavarlos todos los días, pero a ellos les encanta. De todas formas, cuando vayan pasando los meses, iremos descubriendo cómo le gusta el baño a nuestro dulce angelito. Hay niños a los que les encanta pasar mucho rato en el agua, así como hay otros que quieren salir rápido a cenar o jugar.

 

Disfruta el momento del baño con tu bebé cada vez que puedas, porque son momentos que no se repetirán cuando estén más grandes.

 

Comment here