Uncategorized

El tapón mucoso en el parto

tapón

La expulsión del tapón mucoso nos indica que la hora de recibir a nuestro bebé está cerca.

 

El tapón mucoso es una sustancia espesa de color  transparente, blanco, rosa (con hilitos de sangre) o marrón, formado en un 90% de agua, que a lo largo del período de gestación mantiene sellado el cuello del útero. Imagina que es algo así como una barrera de protección que tiene tu bebé, para que no lleguen hasta él ciertos gérmenes que pudiesen provocar una infección.

 

Este tapón, que además contiene moléculas compuestas por una proteína unida a varios hidratos de carbono, y que son secretadas por el canal cervical mucoso, se puede expulsar semanas, días, o incluso horas antes del parto. Sin embargo, sea cual sea el momento en que ocurra, si es al final del embarazo, debes saber que el momento de recibir a tu bebé ya está cerca.

 

Te darás cuenta de que has expulsado el tapón mucoso porque, como ya lo mencionamos,  se presenta un flujo viscoso y espeso. En caso de que tengas una pérdida de sangre mayor, lo mejor es que consultes a un médico. Sin embargo, en la mayor parte de los casos es algo leve, tanto así, que hay mamitas que manifiestan no haberse dado cuenta de la pérdida del tapón mucoso, pensando en que sólo era el flujo más abundante que se produce durante el tercer trimestre de embarazo.

 

Que no se confunda, la pérdida del tapón te indica que el momento está cerca, pero no necesariamente es un síntoma que el trabajo de parto ha comenzado.

 

Si expulsas el tapón mucoso días antes de que comiencen las contracciones de parto, es conveniente no tener relaciones sexuales, o ingresar a piscinas, para evitar cualquier riesgo de infecciones.

 

Comment here