Uncategorized

El Verdadero y Falso de la infertilidad masculina

infertilidad

La infertilidad masculina ha sido, durante mucho tiempo, un tema tabú para los hombres.

 

La infertilidad es un problema común, pero complejo, que afecta aproximadamente al 15 por ciento de las parejas que intentan tener hijos.

 

A diferencia de nosotras, la edad de los hombres no es un problema a la hora de tener hijos.  Pero, sí existen otros condicionantes que pueden mermar la calidad del semen y, por tanto, frustrar las posibilidades de un embarazo.

No se puede decir si existen más casos de hombres, o de mujeres, que padezcan de infertilidad, pues luego de una serie de estudios, se ha llegado a la conclusión que las partes son por igual.

 

Revisemos, entonces, el verdadero y falso sobre la infertilidad masculina:

 

Algunos medicamentos pueden causar infertilidad: Verdadero

Existen medicamentos, como los fármacos empleados en el tratamiento contra el cáncer, que alteran parcial, o definitivamente, la producción de espermatozoides.

La infertilidad masculina es un problema psicológico: Falso

Se trata de un problema físico, que se puede dar por una función testicular deficiente, problemas anatómicos, o urológicos de otro tipo.

El aumento de la temperatura de los testículos afecta a la fertilidad: Verdadero

Los testículos están separados del resto del cuerpo, unidos únicamente por la bolsa escrotal, precisamente para mantener una temperatura dos grados menor.

Algunos deportes de riesgo pueden causar infertilidad: Falso

Sólo puede provocar infertilidad la práctica de deportes, o de cualquier otra actividad física, cuando cause daño o lesión en los testículos, o en el aparato reproductor masculino.

El estrés influye en la producción de espermatozoides: Verdadero

Las situaciones de estrés tienen repercusión en la actividad hormonal, y ésta, a su vez, regula la función testicular.

La alimentación o los hábitos de vida influyen en la fertilidad: Verdadero
El consumo elevado de alcohol, tabaco y drogas, así como los malos hábitos alimentarios, reducen no sólo la cantidad de espermatozoides, sino también su calidad.

 

Comment here