Uncategorized

Eligió no tener hijos y a sus 52 años asegura estar feliz de su decisión

52 años

Convertirse en madre no tiene por qué ser un sueño a la que todas las mujeres deseen aspirar. Para algunas, la maternidad no es más que un mero trabajo y un impedimento para lograr otros objetivos. Este es el caso de Jessica Hawk Ippolito, que eligió no tener hijos para tener más libertad para lograr otras metas.

Por otro lado, cuando uno piensa en el matrimonio, lo primero que se le viene a la mente es una familia, casa, mascotas y niños. Es lo que la mayoría espera que suceda con el paso del tiempo. Sin embargo, no siempre tiene que ser así, ya que hay personas que desean compartir su vida con alguien más, sin tener la responsabilidad que implica la crianza.

Jessica Hawk Ippolito es una mujer que decidió que la maternidad no sería una opción para ella desde muy joven. Hoy, con más de 50 años asegura que ha tenido una vida espectacular y que no se arrepiente de no haber tenido hijos.

Desde pequeña, nunca le interesó jugar con muñecas ni los juegos en donde “tenía que cuidar bebés como las mamás”. Prefería aquellos en donde primara la diversión en lugar de la “responsabilidad”.

Con el paso del tiempo, la niña creció y en su adolescencia se enamoró. Llegó el día en que se comprometió y mucha gente comenzó a preguntarle por todo esto de la maternidad. De hecho, sus familiares y amigos más cercanos, pensaron que quizás el matrimonio le haría cambiar de parecer.

Lamentablemente para ellos, esto no sucedió como esperaban. En una entrevista con SWNS Jessica Hawk Ippolito comentó: “La gente siempre decía que cambiaría de opinión. E incluso el día de mi boda alguien me preguntó cuando tendría bebés. Pero mi elección es no tenerlos y es una elección deliberada.

He tenido tanta libertad para perseguir mis sueños. Creo que los niños y la maternidad son increíbles, pero no lo son para mí a pesar de lo que digan.”

Lo que muchos no sabían es que Jessica había elegido al hombre correcto para ella: ninguno de los dos quería tener hijos. A pesar de la insistencia de las personas de su entorno más cercano, ellos siguieron luchando por sus convicciones.

En la actualidad, ella y su pareja se terminaron divorciando, pero el hecho de no haber tenido hijos en común es algo la alegra muchísimo más. Gracias a su decisión pudo enfocarse en ella misma y ahora se dedica a viajar sin sentir culpa por nadie o evadiendo alguna responsabilidad.

“He tenido tantas experiencias increíbles y no he tenido que pensar en nadie más en que mí misma. Así que he podido aprovechar la oportunidad.”

Contrario a lo que muchos creen, adora a los niños, pero no a la maternidad. De hecho, trabaja como maestra y como tutora internacional de Glassboro, enseñando a niños de todo el mundo. Disfruta de su trabajo y le encanta todo lo que hace.

Por otro lado, hubo quienes siguieron insistiendo a Jessica para que por fin se convierta en madre, dado en su vejez no tendrá a nadie que la cuide. Para ella, esto no es más que una preocupación menor, puesto que no quiere traer niños al mundo solo para ser una responsabilidad.

Finalmente, Jessica Hawk Ippolito asegura que ya ha vivido muchos años y nada le hará cambiar de parecer. Esta muy feliz de no haber tenido hijos y es una decisión que no cambiaría por nada, a pesar de la presión social. Al final del día ser madre no es una obligación, sino un sueño al que solo algunos quieren llegar.

Comment here