Uncategorized

Encuentran agujas de tejer dentro de las golosinas durante Halloween: Revisen los dulces de sus hijos

En Estados Unidos y en varios países alrededor del mundo, Halloween es una de las fiestas más esperadas por los niños. Todos los años, los pequeños eligen disfrazarse de sus personajes preferidos y salir a pedir dulces. En ocasiones, suelen hacerlo acompañados de sus padres, hermanos mayores o amigos.

Con los ojos llenos de esperanza, se acercan a las puertas de sus vecindarios para pedir dulces. Como es tradición, los adultos suelen quedarse en sus casas y recibir a los pequeños que se acercan para entregarles algunas golosinas. Lamentablemente, la maldad de las personas muchas veces no tiene límites y arremeten contra estos pequeños inocentes.

Tal es el caso de un niño oriundo de Fostoria, Ohio, quien encontró entre uno de los dulces que sus vecinos le habían regalado una aguja de tejer. Durante la noche de Halloween, recorrió varias casas y al día siguiente cuando estaba a punto de disfrutar de sus golosinas dentro del empaque del chocolate Kit Kat estaba incrustada la aguja.

De acuerdo a lo compartido con los medios locales y por la cadena Fox, la División de Policía de Fostoria fue alertada sobre la distribución de dulces manipulados a niños durante el evento de Halloween.

“¿Por qué?… ¿por qué alguien haría esto? Todos hemos oído hablar de este tipo de cosas que suceden, ¡pero que alguien haga esto en nuestra comunidad es realmente perturbador! Esta aguja de coser fue localizada por un niño observador que informó haberla recibido después de «dulce o truco» en el área de N. Union, Summit y Rock Streets en Fostoria anoche.”

Respecto a esto, la policía alentó a los padres a revisar los dulces de sus hijos e invitó a los ciudadanos a que les hicieran una radiografía gratis a sus niños completamente gratis en un hospital local.

“Aunque solo somos conscientes de que hay dos dulces involucrados, nos tomamos esto en serio y nos horroriza que alguien esté tan loco como para querer lastimar a los niños de nuestra comunidad.”

Tanto la policía como el Hospital Comunitario ProMedica Fostoria aconsejaron a los padres que llevaran al hospital todos los dulces que habían recibido los niños durante la noche de Halloween para que se les realizara una radiografía. De esta manera, podrían detectar si había más agujas de tejer dentro de las golosinas o cualquier otro objeto metálico que pudiera hacerles daño.

Comment here