Consejos

Errores comunes que cometemos con los hijos adolescentes

errores

Creo que la adolescencia es una de las etapas que todos los padres tememos, pues esta está llena de desafíos, cambios físicos y emociones. Es cuando comienzan a determinar lo que son, quienes son y lo que serán de adultos. Pero no por eso es que debe ser una etapa complicada y bélica.

 

Sin dudas tratamos de hacer lo mejor, pero somos humanos y cometemos errores, sé que es difícil y para que tengas una idea te quiero ayudar, dándote una lista de los errores más comunes que se cometen, así no los cometes y saber qué hacer en cada situación.

 

Esperar lo peor

Si lo que esperas es que sea la peor etapa de relación con tu hijo, lo más seguro es que sea así. Ten en cuenta que los niños se adecuan a lo que esperamos de ellos, porque de alguna forma llegamos a transmitírselo. Entonces lo que deberás hacer es enfocarte en lo positivo y esperar lo mejor.

 

Querer que cumpla sueños que no has cumplido

Esto es más común de lo que muchos se imaginan, son muchos los padres que desean con fuerza que sus hijos alcancen metas o hagan cosas que ellos no pudieron hacer.

Aquí hay que recordar que nuestros hijos no son nosotros, no necesariamente tendrá los mismos gustos o querrá hacer lo mismo. En este caso puedes contagiar tu entusiasmo, animarlo a probar, pero luego será él quien decida y tendrás que respetar su decisión.

 

Querer tener el control siempre

Hay que ser estrictos con las reglas, porque es cierto que con los más pequeños si cedemos una vez las cosas se pueden descontrolar.

Pero cuando los hijos llegan a una cierta edad se puede negociar para así obtener lo mejor de ellos. Puedes negociar cosas que sean posibles como un permiso o alguna regla, esto obviamente si te da argumentos lógicos y no compromete su bienestar.

 

Ser invasivo

No hay dudas de que los adolescentes están expuestos a muchas situaciones que son peligrosas y queremos estar cerca para protegerlos. Pero la realidad es que podemos extralimitarnos y mostrarnos muy invasivos.

Está perfecto que queramos acompañarlos todo el tiempo, pero al final los terminamos avergonzando y exponiendo a situaciones feas. Una cosa es estar cerca para cuando lo necesiten, pero no hay que sobreprotegerlos.

 

Criticar a los amigos

Puede pasar que los amigos no cumplan las expectativas, que pensemos que no son la mejor influencia. Pero el criticarlos todo el tiempo y obligarlos a que se alejen de ellos, sin una causa determinante no está bien.

Como padres hay que respetar su elección, obviamente que se les puede dar un consejo y ver que, si algo está mal, decirles, pero no hay que criticarlos todo el tiempo.

 

Fuertes discusiones

Es común que los adolescentes les contesten a sus padres, en ese caso lo que hay que hacer es no es seguirles el juego y subir el tono hasta que la discusión sea cada vez más fuerte y no tenga retorno.

Lo mejor es hablar tranquilos, dejarles claro porque lo regañas y decirle lo que esperas de ellos. Si puedes transmitir esa idea sin gritar ni amenazar, los hijos se van a mostrar más accesibles y el mensaje llegará de una forma más efectiva.

 

No aceptarlos como son

Lamentablemente muchos padres son críticos con sus hijos, no los aceptan y por ello les critican todo constantemente, la forma de hablar, peinarse y hasta vestirse. Hay que respetarlos, ellos son como son y no porque no son como querías es malo. Tenemos que estar ahí para guiarlos, pero no para cambiar su esencia.

Comment here