Uncategorized

Errores de una madre primeriza

errores

Los bebés no vienen con un manual de instrucciones, por eso, te dejamos los errores más comunes que  cometemos.

 

Seguramente has escuchado eso que dicen respecto a que nadie nació sabiendo ser madre. Pero, ¿acaso nacimos sabiendo ser hijos o hermanos? Confía en tu instinto, vendrá apoyado por la inteligencia de la naturaleza.

 

Si te preocupa la llegada de tu primer bebé, revisa esta lista de errores típicos de una madre primeriza, y tenlos presentes para no estresarte más de la cuenta.

  • No dudes de tu capacidad como madre: Preguntarse si serás capaz de ser una buena mamá es normal, pero tu instinto maternal es natural, surge espontáneamente y debes confiar en él.
  • No te abrumes con los múltiples consejos que te dan: Todos los bebés no son iguales, y siempre sabrás lo que es mejor para tu hijo. Si tienes alguna duda, consulta siempre a tu pediatra.
  • No es necesario mantener a tu bebé en una burbuja: Al principio, creemos que cualquier movimiento brusco puede romperlo, o que cualquiera puede “pegarle algo”. Relájate y simplemente quien esté enfermo que evite acercarse.
  • Abrigarlo excesivamente: Estamos de acuerdo con que nuestro pequeño no debe pasar frío… pero que se pase de calor, tampoco. Ambos extremos son malos.
  • Silencio para que el bebé duerma: Mantener toda la casa en silencio es un error. Enseñarle desde el principio a dormir con música de fondo, o con la conversación de una tertulia, te facilitará mucho la vida. Además, no lo pongas a oscuras cuando duerma de día, cerrando cortinas y persianas. Ayúdalo a comprender la diferencia entre el día y la noche para que sus ciclos de sueño vayan regulándose.
  • Aunque hace tiempo que se estableció que el bebé debía comer cada tres horas, es posible que tu hijo reclame su alimento antes de tiempo: Relájate, alimentar al bebé a demanda significa darle de comer cada vez que lo desee sin estar pendiente del reloj.
  • Llevarle a la peluquería: La costumbre de raparlos para que el pelo crezca más fuerte no tiene argumentos, puesto que sus características no serán definitivas hasta el primer añito. Si quieres, puedes hacerlo, pero la verdad no tiene mucho sentido.
  • Ir a Urgencias a la primera: Poco a poco irás aprendiendo que vivir en urgencias no es necesario. Es común que a los bebés les de fiebre o anden con diarrea por razones simples. Que el pediatra te enseñe a bajarle la fiebre, esperar y observar, e ir a un centro de salud sólo cuando sea necesario.

 

Comment here