Bebé

Errores que debes evitar cuando bañes a tu bebé

bañes

A pesar de los bellos momentos que vivimos siendo madres, el entender a un recién nacido cuesta y en muchas ocasiones nos hace perder los nervios. Hay que recordar que son muchas las necesidades que demanda, pero lo bueno es que luego de un tiempo, le agarras la vuelta y haces todo como una completa profesional.

 

Ahora, de todas las necesidades que nos demanda, el baño es una de las que más miedo nos provoca a los padres. Es bastante normal que cometamos algunos errores al comienzo, ninguno nace sabiendo, pero quiero ayudarte a evitar algunos. Para ello he realizado esta lista en donde puedes ver los errores más comunes que hemos cometidos muchos y que puedes evitar.

 

Errores que tienes que evitar cuando bañes a tu bebé

Dejarlo solo: Ni siquiera por un segundo debes descuidar a tu bebé, ni en la cama, ni en la bañera porque podría sufrir un accidente, el cual luego no te perdonarías. Esas cosas pasan tan rápido que no llegas a reaccionar.

 

No controlar el agua: Es muy importante controlar la temperatura del agua, para ver si está muy fría o muy caliente. Recuerda que la piel del pequeño es mucho más sensible a los cambios de temperatura.

 

Productos químicos: Por más que vengan muchos productos para la higiene del bebé, lo que te recomiendo es que uses un jabón neutro para así evitar posibles alergias o alterar el ph de la piel.

 

Corriente de aire: No debes permitir que entren corrientes de aire porque estas enfrían al bebé, además es un error que puedes evitar siendo precavida, tomándote unos pocos minutos.

 

No tener las cosas a mano: Cuando lo bañes tienes que tener todo listo para no salir corriendo a buscar lo que falte, la ropita preparada, la toalla, todo a disposición debes tener.

 

No secarlo completo: Este es otro error común, hay que secar de forma completa el cuerpo del bebé, asegurarse de que no quede humedad entre los pliegues.

Mucho tiempo: Al inicio los baños deben ser rápidos, pues el agua se puede enfriar muy rápido, lo cual obviamente no es bueno.

 

Con el “culito” sucio: Antes de introducirlo al agua es preferible que le laves la zona del pañal.

 

No sujetar firmemente: Es muy importante que agarres al bebé con firmeza porque si no podría escurrirse con facilidad. Y de esa forma le aportas seguridad.

 

Hacer la cura del cordón antes: La cura del cordón umbilical debes hacerla siempre luego del baño.

 

No seguir un orden: Sigue un orden cuando lo bañes, primero lava la cabeza, luego la cara, después el cuerpo y al ultimo los genitales.

 

Dejarse agobiar: No debes perder los nervios, si tu pequeño llora debes calmarle y en el caso de que no lo consigas entonces tienes que dar por finalizado el baño, lo antes posible.

Comment here