Uncategorized

¿Es la lactancia un buen anticonceptivo?

lactancia

Dar pecho: ¿inhibe la ovulación?

 

A una amiga le pasó: su pequeñita tenía 7 meses apenas y ¡sorpresa! se enteró que estaba embarazada nuevamente. Se sentía culpable, y pedía disculpas a su hijita por no poder disfrutarla en forma exclusiva, porque prontamente le darían un hermanito.

 

El caso de mi amiga no es aislado, pues son muchas las mujeres que pensando que la lactancia materna inhibe la ovulación, se han dado cuenta que no era así cuando un nuevo angelito viene en camino.

 

La lactancia materna no es un buen anticonceptivo

Después de dar a luz, pueden pasar meses antes de menstruar, habiendo mamitas que, incluso, no lo vuelven a hacer hasta que dejan de amamantar a su bebé, o han reducido el número de tomas por tener ya una alimentación complementaria.

 

Claro que hay casos en que al poco tiempo la regla regresa, pero siempre es algo súper relativo, simplemente porque somos diferentes. Como sea, y lo que es igual para todas, es que es un error pensar que hasta que no aparezca la primera menstruación, no podemos quedar embarazadas.

 

La verdad, es que si no quieres tener otro hijo tan pronto hayas dado a luz, lo mejor es que te cuides con otros métodos anticonceptivos, porque el amamantar no es un anticonceptivo, y dar pecho no inhibe la ovulación en un 100%.

 

 

Aunque hay momentos en que se puede producir una menstruación sin ovular, también existe una alta probabilidad de quedar embarazadas si la ovulación ocurre. Es importante que tengas presente que, después de dar a luz, podemos haber quedado embarazadas sin que hayamos tenido pérdidas menstruales.

 

Por lo mismo, no te confíes si es que tu regla aún no ha regresado. Tenemos que considerar que la primera ovulación puede presentarse de manera imprevista dependiendo de la mujer, de la cantidad de tomas que realice el bebé, de nuestros niveles hormonales, etc.

 

Es cierto, quizá has escuchado que la lactancia es un buen método anticonceptivo, pero que sólo es efectiva los tres primeros meses después de haber dado a luz, cuando el bebé se alimenta únicamente de leche materna. Sin embargo, como ya te lo hemos dicho, lo mejor es consultar con tu médico, y si lo considera oportuno, te recomendará un método anticonceptivo que permita que tengas una vida sexual plena, sin temores y con tiempo de que tu cuerpo vuelva a la normalidad.

 

Comment here