Uncategorized

Faja en el post parto, ¿es conveniente utilizarla?

faja

Recomendaciones sobre el uso de la faja tras el parto.

 

Es cierto, la mayoría de las mujeres somos vanidosas, pero las marcas en nuestra piel tras el embarazo nos demuestra la hermosa etapa que estamos viviendo, que somos capaces de dar vida y que un hermoso ser ha llegado para iluminar nuestro camino.

 

No queremos decir con esto que por el hecho de ser mamá nos olvidemos de ser mujer, de arreglarnos y vernos bellas, pero sí que seamos capaces de ir aceptando etapas y no acelerar los procesos.

 

 

No es difícil encontrar a mamitas que han dado a luz hace poco, llevando una faja para esconder la guatita. Démosle tiempo a nuestro cuerpo a que regrese poco a poco a su estado normal, pues salvo en casos muy aislados, y siempre evaluado por un médico, el uso de las fajas en el postparto no es recomendable.

¿Por qué no usar faja tras el parto?

Cuando estamos embarazadas nuestro cuerpo se adapta para que seamos capaces de aguantar el peso de nuestro pequeñito. El tema es que después del parto, los músculos han quedado más delicados, y si se coloca una faja en el abdomen, aumenta la presión en la zona del periné, dañando aún más dicha musculatura, pudiendo agravarse los problemas de suelo pélvico, como la incontinencia urinaria.

 

Como decíamos antes, es recomendable dejar que nuestro cuerpo, y nuestro organismo, poco a poco vuelvan a realizar sus funciones.  La guatita más abultada puede durarnos un tiempo, pero los daños que podemos causarnos por intentar ocultarla serán para siempre.

 

Y es que esta es precisamente la razón de por qué la mayoría de las mamitas que se fajan lo hacen: para disminuir el volumen abdominal. Sin embargo, no está demostrado que el uso de estas prendas hagan realmente un trabajo en este sentido.

 

Si lo que quieres es realmente recuperar tu figura después del parto, mejor lleva una alimentación balanceada, y cuando tu médico te lo permita,  haz algún ejercicio que te acomode.

 

Comment here