Mundo

Filántropo empresario diseña y regala 19 féretros personalizados para las victimas del atentado en la escuela de Texas

Texas

Trey Ganem, el filántropo propietario de Soul Shine Industries volvió a demostrar que tiene un gran corazón. Luego de que se enterara de que la tragedia en la escuela primaria de Texas el pasado 24 de mayo, decidió utilizar sus recursos y sus conocimientos para realizar una buena acción para las víctimas del atentado.

Soul Shine Industries es una empresa que se encarga de hacer féretros personalizados, algo que hace que la partida de un ser querido sea un poco más llevadera. Trey no quería quedarse de brazos cruzados por lo que no dudó en ofrecer su ayuda para los padres de los niños que perdieron la vida en aquel trágico tiroteo.

El empresario de dedicó a personalizar y diseñar cada uno de los 19 ataúdes y los donó a las familias de Uvalde. Para ello, se reunió con cada uno de los padres de los niños para poder conocer sus recuerdos más especiales y los sueños de cada niño. Solo de esta manera podía conseguir que cada féretro fuera único y especial.

 “Me llevo algo de cada experiencia con cada  familia porque cuando explicaban cosas sobre su hijo, se les iluminaban los ojos. Era como, ‘oh, por cierto, le encantaba esto, y esto… ¿Sabes?’”. De esta manera diseño 19 ataúdes que llevarían algo alusivo a sus personalidades, sus pasiones, su deporte preferido o sus personajes favoritos. Estos féretros tienen un valor de 4 mil dólares cada uno, pero Trey corrió con todos los gastos.

Algunos de los pedidos fueron muy específicos, por lo que requirieron de un trabajo extra. Por ejemplo, El ataúd de Eliana tenía un diseño de llamas, el logo de TikTok (una de sus pasiones) y un toque de amarillo neón que simboliza la pasión de la niña por el softball.

Además, se encargó personalmente de que cada unidad fuera entregada a tiempo en las manos de las familias. Para ello tuvo que trabajar más de 20 horas al día sin descanso, pero su esfuerzo hizo que valiera la pena.

“Ha sido una montaña rusa extremadamente emocional para mi. Ni siquiera sé si puedes oír mi voz y no he gritado nada, pero estoy perdiendo la voz por alguna razón.”

El único problema que hubo fue el traslado, dado que no contaba con un vehículo para transportarlos. Por suerte, se le ocurrió que podía contarse con su amigo, quien tiene una empresa de transporte. Entre recogerlos y entregarlos a sus familias el hombre tardó 26 horas seguidas, pero todos llegaron a tiempo a su destino.

Desde el 27 de mayo, Trey y su amigo Billy no pararon de trabajar más que para comer y dormir unas pocas horas. Por suerte, no trabajaron solos, sino que recibieron la ayuda de varios vecinos solidarios que se sumaron a la causa.
Las misas fúnebres se están llevado a cabo en la Iglesia Católica Sagrado Corazón y dieron inicio desde el 31 de mayo. También tienen planeadas misas para los niños durante todo el mes de junio en el Centro de Actividades para adultos Herby Ham.

Comment here