Uncategorized

Fue obligada a casarse a los 16 años. Ahora habla del trauma de su horrible experiencia

obligada a casarse

Aún en estos días podemos seguir viendo o escuchando historias de vida que nos hacen pensar en cuán evolucionados estamos o no como sociedad. Aunque parezca difícil de creer, aún en pleno siglo XXI todavía vemos culturas o creencias como estas que logran ocasionar un gran daño y trauma por el resto de sus vidas.

Se trata de una niña de 16 años que fue obligada a casarse, haciendo de su vida, lo más miserable y traumático de lo que pudiera imaginar. La joven pensó que el día de su cumpleaños número 16 iba a ser el más feliz de todos, pero todo se volvió oscuro cuando recibió la noticia de sus padres.

Al parecer, sin que ella lo supiera, sus padres estaban organizando su casamiento sin que ella tuviera el conocimiento de lo que estaba sucediendo.

“No sabía que iba a casarme hasta la misma mañana de mi cumpleaños número 16, cuando abrí mis ojos y miré hacia la puerta vi un enorme vestido de novia blanco y fue allí cuando mis padres me dijeron que me prepara para el día de mi boda.”

A través de su cuenta de TikTok, Bridget Wall compartió su historia. Como era de esperar, miles de personas quedaron sorprendidas, sobre todo las mujeres, quienes se mostraron sumamente indignadas con los padres de la joven.

“Pobre, que horrible debió haber sido para ti. ¿Por lo menos amabas a quién sería tu esposo?” fueron algunos de los comentarios que se leían. Ahora con 30 años, contó lo que fue su experiencia: “Yo nunca supe nada de mi boda hasta ese día, con tan solo 16 años mis padres me obligaron a casarme, fui abusada sexualmente por mi esposo en reiteradas oportunidades y a mis 22 años ya era madre de 3 bebes, ese día fue el peor día de mi vida.”

Por suerte, luego de 7 años de su boda forzada logró divorciarse, aunque producto de esta relación tuvo 3 hijos. No obstante, aseguró que ama a sus pequeños con locura y que espera que con ella espera que comience a cambiar las bodas forzadas en su cultura.

“Yo no podría hacerle a mi pequeña hija lo que mis padres hicieron conmigo, es inhumado, un padre jamás puede querer el mal y el sufrimiento para sus hijos. Yo perdone hace años a mis padres pero en mi corazón sigue plasmado ese momento en que me obligaron a salir de casa para casarme con un hombre que yo no quería.”

La inocencia, la pureza y los sueños de una niña es una de las bendiciones más grandes que se puede llegar a tener. Lamentablemente, fueron sus propios padres quienes se la arrebataron sin pensar en las consecuencias que ello le traería a la joven.

Comment here