Uncategorized

“Fue un milagro”. Joven celebra 10 años libre de cáncer gracias a una innovadora terapia

Emily Whitehead es una joven de 17 años oriunda de Philipsburg, Pensilvania (Estados Unidos). Desde el 2010, la joven ha luchado contra el cáncer luego de que Kari, su madre, notara varios moretones inusuales en su cuerpo y que sus encías sangraran. Además de ello, la niña se quejaba de padecer un dolor insoportable.

Cuando su madre se percató que los síntomas que su hija tenía era los signos clásicos de la leucemia no dudó en llevarla al médico. Luego de varios estudios, fue diagnosticada con leucemia linfocítica aguda (ALL) a los 5 años.

Para poder tratar su enfermedad le recetaron quimioterapia de 26 meses y producto de ello, padeció fiebres altas y una infección que casi obligó a los médicos a amputar sus piernas. A pesar de los esfuerzos, al año siguiente le dijeron que solo tenía un 30% de posibilidades de sobrevivir a su lucha.

“La noticia fue más devastadora para nosotros que su diagnóstico original. Le dije a Emily que, si tenía que arrastrarme hasta el Polo Norte lo haría, si eso era lo que hacía falta para encontrar a alguien que la curara”, dijo Tom, el padre de la niña, a la revista People.

Mientras Emily continuaba con su tratamiento esperaba un trasplante de médula ósea y sus padres oraban por un milagro. La salud de la pequeña se había deteriorado tanto que había dejado de ser elegible para el trasplante.

A pesar de los desalentadores pronósticos, logró vencer la enfermedad. Desde pequeña comenzó a recibir una terapia de células CAR-T en un ensayo clínico, que la liberó de la enfermedad en menos de un año. Con ello, fue la primera paciente de pediatría que recibió el tratamiento durante el 2012. Children’s Hospital of Philadelphia dijo en una entrevista con la revista People: “Este método aprovecha el poder del propio sistema inmunitario del paciente mediante la reingeniería de sus células T para atacar las proteínas que se encuentran en la superficie de las células cancerosas.”

A pesar de que había ciertos riesgos debido a que este tratamiento no había sido probado antes, los padres autorizaron el proceso. Tanto Tom como Kari, confesaron que fue una decisión muy difícil que tuvieron que tomar, pero era la única esperanza que tenían para poder salvar a su hija.

Tan solo 23 días después de que Emily comenzara con el nuevo tratamiento, los médicos la sometieron a una prueba de médula ósea. Dicho estudio reveló que su cáncer había desaparecido.

“Fue un shock total después de todo lo que había pasado. Estábamos tan emocionados”, contó su madre para la revista. El Dr. Stephan Grupp no tenía mucha fe en el tratamiento, pero observó que era la forma más poderosa y directa para vencer el cáncer de la niña.

Luego de Emily, más de 15 mil personas con leucemia han recibido la terapia de células CAR-T exitosamente. De esta manera, la joven ha estado libre de cáncer desde el 2012, y cada año cumplido celebra haber ganado la batalla. Ahora lleva una vida normal y a sus 17 años ha obtenido su licencia para conducir y se prepara para ir a la universidad.

Junto a sus padres ha creado la Fundación Emily Whitehead para crear conciencia sobre el tratamiento que salvó su vida. Aunque fue una decisión muy difícil la que tuvieron que tomar sus padres, no perdieron las esperanzas y hoy pueden disfrutar del tiempo junto a su hija.

Comment here