Niños

Gemelas que nacieron unidas por el estómago fueron separadas exitosamente. 25 médicos trabajaron en la cirugía

AmieLynn y JaimeLynn son dos gemelas ofalópagas oriundas de Saginaw, Texas (Estados Unidos), que nacieron el pasado 3 de octubre del 2022. Lamentablemente, nacieron con una característica difícil de ignorar: llegaron al mundo unidas por su abdomen. La situación era bastante delicada y no podían quedarse así, ya que compartían su piel, músculo e hígado.

Sus padres, James Finley y Amanda Arciniega, estaban muy preocupados desde que se enteraron en un chequeo de control a las 10 semanas de gestación. Las niñas estaban unidas desde la parte inferior del esternón hasta el obligo, por lo que resultaba todo un desafío para los médicos que intentaban separarlas.

“En el camino a casa, estábamos callados y fue un poco triste”, recordó Amanda en una entrevista con Today.

Cabe mencionar que solo uno de cada 200 mil los nacimientos de bebés gemelos que nacen unidos. Por suerte, había una manera de salvarlas, aunque no era nada sencillo, debido a las partes del cuerpo que las estaba manteniendo unidas.

Durante varios meses, el doctor José Iglesias, quien trabaja en Cook Children’s Medical Center en Texas, estuvo preparando la cirugía. Gracias a la ayuda de su equipo médico y varias versiones protésticas de las niñas, pudieron ensayar la operación. Sin embargo, fue todo un desafío hacerlo por primera vez con las gemelas.

El 23 de enero, cuando llegó el gran día, participaron 25 médicos en la cirugía y las niñas tenían 16 semanas de nacidas. Entre ellos, había 6 cirujanos, 3 anestesiólogos, y 16 más profesionales clínicos.

Todos ellos, estaban dirigidos por el Dr. Iglesias, quien había estado ensayando la operación varias veces antes de llevarla a cabo “No hay ningún libro de medicina que vayas a abrir y diga: ‘Paso uno: separación de gemelos unidos’. Eso no existe debido a la rareza de esto.”

Luego de 11 horas en el quirófano, AimeLynn y JaimeLynn estaban oficialmente separadas y por primera vez, podían dormir en cunas separadas. No obstante, aún queda un largo camino para que puedan recuperarse y comenzar un nuevo capítulo en sus vidas.

“Este es un testimonio de espíritu humano para continuar investigando, para poder tener la tecnología para hacer cosas increíbles y complejas. Tengo muchas esperanzas de que tengan una buena recuperación y lleven una vida saludable en el futuro. Van a tener un poco de aceleración desde la recuperación, pero creo que eventualmente podrán llegar allí y no muy cerca de lo normal, sino completamente normal”, comentó el Dr. Iglesias.

Por su parte, sus padres se muestran felices y llenos de esperanza de poder haber logrado separar a las niñas y ofrecerles una vida normal.

Comment here