Uncategorized

Hidratación durante la lactancia

lactancia

Es importante que la mamá beba abundante líquido durante esta bella etapa.

Si el agua resulta tan necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo ¿cómo es que los bebés recién nacidos no necesitan beberla? La respuesta es simple: la leche materna contiene casi un 90% de ella.

 

Esto es lo que justifica, entonces, que cuando estamos en período de lactancia, una de las cosas que más sentimos es la sed. Incluso, si has sentido sed excesiva en el instante mismo que tu bebé está mamando, es nada más que una respuesta de tu cuerpo para mantener un buen nivel de hidratación durante el período de lactancia.

 

Por eso, mamita, es súper importante que tomes abundante agua, puesto que si llegas a sufrir de una deshidratación grave, o moderada, la lactancia podría verse afectada. Entonces, además de mantener una alimentación sana y completa, es conveniente mantenerse bien hidratada.

 

En caso de que la lactancia se esté realizando en temporada de calor, o en una zona extremadamente cálida, conviene aumentar la ingesta de líquidos, bebiendo mínimo 3 litros para compensar los que se pierde al sudar.

 

Para cubrir las necesidades básicas de líquidos conviene llevar una rutina a lo largo del período de lactancia: tomar jugos de fruta, caldos y aumentar el consumo de alimentos que favorezcan la hidratación. Además, es una idea recomendable que mantengas un vasito de agua cuando estás amamantando y, de esta manera, calmar la sensación de sed.

 

Comment here