ConsejosSalud

Por este motivo tus hijos no deberían de que comer mucho ketchup

ketchup

El kétchup es una de las salsas que más eligen los pequeños, pues es deliciosa, pero hay que tener en cuenta una cosa y es que no es algo que deberás usar siempre como condimento, no es algo que puedas darle a tu niño siempre que quiera porque en realidad no es muy bueno para la salud de ellos.

 

Esta salsa de tomate es algo habitual en prácticamente todos los hogares, pero la verdad es que son pocos los padres que se fijan en los ingredientes que tiene a menos que algún niño o alguien de la familia sea alérgico. Como esto pasa mucho, te quiero comentar algunas cosas sobre el kétchup que seguro no sabias, espero que te ayude a ver las cosas más claras y no le des tanto a tus hijos.

 

Motivos por los cuales no deben comer mucho kétchup

El contenido de azúcar: Puede alcanzar e incluso sobrepasar el 25%, el cual es una cantidad muy grande y diría que indeseable para la dieta de los más pequeños.

Lo bueno es que hay algunas variedades que son bajas en azúcar, lo cual sería lo mejor para los pequeños. Ten en cuenta que esto es malo porque el riesgo de aparición de diabetes aumenta mucho si de niño tuvo una dieta con muchos azúcares sencillos.

 

La cantidad de sal: Esta es muy variable, pues depende de algunas marcas, pero se ha visto que algunas llegan a superar los 3 gramos de sal por 100 gramos de kétchup. Lo cual es peligroso en la infancia ya que aumenta el riesgo de padecer hipertensión en la adolescencia.

Unas 3-4 cucharadas soperas de salsa de tomate superan la cantidad de sal que debe consumir a diario un niño, por eso debes tener cuidado con las raciones.

 

Otros ingredientes: La salsa de tomate tiene otros ingredientes como lo es el jarabe de maíz que tiene mucha fructosa y es responsable de sabor que tiene el kétchup.

Varios estudios científicos han comprobado que este provoca problemas en la salud y es que este jarabe es pura azúcar, solo que esta mas procesado. Lo peor es que puede crear adicción, lo cual explica porqué algunos niños sienten cierta atracción por esa salsa.

 

Enmascara los sabores más intensos: El problema con el kétchup es que enmascara hasta los sabores mas intensos consiguiendo que el niño no se familiarice con los sabores de la cocina casera. Si usas esa salsa como condimento lo único que haces es no permitirle al niño que diferencie sabores. A la larga puede ser un gran problema, porque no querrá comer otras cosas.

Comment here