Uncategorized

Hombre transformó su sótano para hacerles una casa a sus padres

Desde que llegamos al mundo, nuestros padres son quienes nos cuidan y nos protegen de todo. Son ellos los que nos brindan todo su amor incondicional, su apoyo y los que están presentes alegrándose de cada paso que demos. Ellos son capaces de hacer hasta lo imposible por asegurar nuestro bienestar.

Sin embargo, muchas veces no somos conscientes del gran esfuerzo que hicieron y que hacen todos los días por ofrecernos lo mejor. Mientras nosotros nos convertimos en adultos ellos envejecen, sus pasos se hacen más lentos y su vitalidad se va apagando. Aquí es cuando comienza nuestro turno de velar por su bienestar y devolver una parte de todo lo que nos han dado.

En algunas culturas hay pautas o normas preestablecidas con respecto al cuidado de los padres. De esta manera, puede suceder que sea el hijo mayor quien deba hacerse responsable, el que aún no se ha casado o formado una familia, etc. Por otro lado, hay sociedades en las que prefieren que los ancianos vivan en hogares o residencias donde hay a cargo personas capacitadas para cuidarlos.

Schon Miller, un residente de Ohio, Estados Unidos, se negó a enviar a sus padres a un asilo para abuelitos y decidió él mismo hacerse cargo de ellos. En 2019 notó que sus progenitores necesitaban de cuidados especiales, por lo que sabía que tenia que hacer algo al respecto, como estar cerca de ellos y cuidarlos.

El hombre hizo un gran esfuerzo para ofrecerle a sus padres todas las comodidades posibles y a la vez satisfacer sus necesidades. De acuerdo a una entrevista con Daily Mail, Bonnie y George Miller vivían solos en su casa. A medida que pasaba el tiempo, todo se volvía más difícil para la pareja de abuelitos hasta que la situación empeoró cuando ella se cayó y se rompió el hombro.

“Cuando mamá se rompió el hombro al caer, empezamos a buscar una casa que ya tuviera una suite para la suegra terminada. Pero cuando no pudimos encontrar nada, decidimos hacer un agujero en a pared del sótano, deshacernos de nuestras cosas divertidas, como la mesa de billar, los instrumentos y el área de karaoke para poder cuidarlos.”

Cuando Schon supo del accidente de su madre se dio cuenta de que no podía seguir perdiendo el tiempo y actuar. El hombre quería lo mejor para sus padres y que estuvieran en buenas manos, pero un asilo no era una opción para él.

“Ninguno puede vivir sin el otro y no queríamos que ninguno de los dos acabara en una residencia de ancianos.”

Junto con su esposa Jeannine comenzaron a buscar otras viviendas cerca de su casa para poder vivir más cerca y poder estar así presente para cualquier cosa que sus padres necesitaran.

Lamentablemente, no encontraron ninguna buena opción, por lo que se les ocurrió reformar el sótano de su propia casa en una habitación especial para la pareja de abuelitos.

Schon y su esposa hicieron un gran sacrificio para poder remodelar el sótano y convertirlo en una suite de cinco estrellas para George y Bonnie. Ahora, puede tener cerca a sus padres y estar pendientes de todas sus necesidades, además de pasar momentos agradables en familia.

Para el día de la madre, Schon les mostro a sus padres su nuevo hogar. El emotivo momento quedó captado en un video en el que se puede observar a la mujer de 87 años llorando de felicidad por el hermoso regalo que les habían hecho su hijo y su nuera.

Comment here