Bebé

La importancia de la educación emocional en los bebés

educación

Está más que claro que los bebés necesitan de nuestros cuidados, seguridad, protección, alimentos, pero también necesitan de amor. Cada vez son más los estudios que confirman que en realidad lo mejor que podemos hacer para ayudar a nuestros pequeños a tener un mejor desarrollo tanto físico como emocional. El desarrollo emocional y social es bastante importante y por ello es que hay que tomarlo en serio.

 

Pues obviamente esto se irá desarrollando poco a poco, aunque eso no quiere decir que en el momento en que somos bebés no tenemos la capacidad de sentir emociones.

Eso es mentira, desde el momento en el que se nace se adquiere esta capacidad, lo que pasa es que con el tiempo vamos aprendiendo a identificarlas e incluso hasta gestionarlas.

 

El desarrollo emocional y social de los bebés en los primeros meses

Entonces, los bebés de 0 a 3 meses disfrutan de jugar con otras personas, con el paso del tiempo se van haciendo cada vez más comunicativos, aunque también expresivos (tanto con el cuerpo como con su carita).

Van comenzado a imitar nuestros movimientos, expresiones faciales como lo es la sonrisa. Aunque esa sonrisa que podemos ver en los primeros meses es conocida como sonrisa facial ya que tiene un fin comunicativo.

 

Los bebés entre 4 y 7 meses empiezan a reaccionar a las emociones de los demás, más que nada de los que los cuidan (padres o niñeras), también disfrutan de jugar con otros, lo cual es una de las vías principales para el aprendizaje de los niños.

Por lo tanto, se puede decir con seguridad que lo emocional y social se encuentra conectado y como padres nuestra misión es ayudarlos en su desarrollo.

 

Cómo estimular a los bebés

Las responsabilidades que tenemos con nuestros hijos van más allá de darles un techo y alimentación, esto es importante obviamente.

Pero también hay que ayudarlos en el aprendizaje y desarrollo, para ello debemos estimularlos, aprovechar sus primeros meses de vida para que así sea mucho mejor y se le haga más sencillo aprender otras cosas más adelante.

 

Lo mejor que puedes hacer es si te sonríe, sonríele, en el caso de que llore, ofrécele consuelo y a lo que voy con esto es que debes estar presente para que tu hijo sepa que estás ahí para él.

Hablarle, cantarle, leerle, son muy buenos para mejorar su desarrollo, por lo tanto que adoptes una rutina en donde hagas estas cosas con tu pequeño será ideal.

Otra cosa que puedes hacer es devolverle las emociones, si pone cara triste tú también pondrás una cara así y le dirás algo como “Mi peque esta triste, ¿verdad?”.

 

Acariciarlo, tocarlo también es algo que ayudará a la educación emocional, las emociones no se comunican a través del habla, sino que también es por el tacto, mucho más durante los primeros meses de vida. Así que ya sabes, estimula el desarrollo emocional de tu pequeño desde el inicio.

Comment here