LactanciaSalud

Inflamación y dolor en los senos durante la lactancia

dolor

Debes tener en cuenta que luego de haber dado a luz. Entre el segundo y quinto día es normal que tus pechos se pongan más grandes, además de pesados y sensibles todo esto gracias a la producción de leche materna.

 

Esto va disminuyendo con el paso del tiempo. En aproximadamente tres semanas verás como tus pechos comienzan a sentirse más suaves ya no tienes este problema incluso teniendo una buena producción de leche materna.

 

En casos extremos no únicamente se tienen los problemas mencionados anteriormente. Sino que además se puede sentir granulosos, hinchados, duros, llenos lo que causa dolor. Incluso se puede sentir una hinchazón que puede llegar a las axilas causando hasta fiebre.

 

Evidentemente esta clase de situaciones puede hacer que la lactancia se vuelva un infierno. Ni hablar de lograr que el bebé logre alimentarse de forma eficaz.

 

¿Cuáles son los motivos de los dolores e inflamaciones en el pecho?

Esto puede deberse principalmente al hecho de que no lo amamantaste la cantidad de veces necesarias para de esta forma conseguir vaciar el pecho.

 

Lo importante es vaciar los pechos después del nacimiento del bebé, no importa la cantidad de leche que produzcas.

 

En caso de que alimentes bien a tu bebé, pero de la misma forma tengas inflamación y dolor en los pechos puede deberse a que tienes los conductos de leche tapados. Algo que puede ocurrir en el caso de tener implantes para aumentar el tamaño de los mismos. Incluso si usas un brasier demasiado ajustado con regularidad, puede ocurrir lo mismo.

 

¿Cómo prevenirlo?

Luego del parto, en las dos horas posteriores al mismo es necesario que amamantes a tu bebé.

 

Amamanta con mucha frecuencia. Recuerda que luego de las primeras 24 horas es necesario amamantar hasta 12 veces por día. Este número es aproximado y en muchas ocasiones se los amamanta unas 8 veces aproximadamente. Debes aprender a identificar cuando tiene hambre.

 

Al bebé le toma unos 10 a 20 minutos vaciar un pecho, no lo cambies hasta que esto no ocurra.

 

No le des un biberón ni tampoco un chupete durante el primer mes como mínimo. Usa músculos diferentes para chupar esos objetos a los que usa para tomar la leche, por lo que podrías complicarle las cosas a la hora de intentar alimentarse.

 

Cómo tratar el dolor e inflamación en los pechos

Amamantar con frecuencia es una excelente manera de tratarlo. No deberías dejar pasar más de tres horas entre una toma y la otra.

 

Mientras amamantas, intenta masajearte lo más suave posible desde la axila hasta el pezón.

 

Si al bebé le cuesta tomar el pecho. Prueba con extraer algo de leche de forma manual o con un extractor. Al hacer esto logras que la aureola se ponga más suave y el bebé pueda prenderse cómodamente.

 

Luego de amamantar al bebé, pon bolsas de hielo con tela debajo de los pechos durante unos pocos minutos.

 

En casos extremos, toma ibuprofeno para calmar el dolor.

Comment here