Uncategorized

Joven fue al hospital creyendo que tenía apendicitis y terminó dando a luz. No sabía que estaba embrazada

Generalmente, cunado los padres se enteran que un bebé viene en camino, tienen varios meses para hacerse a la idea de cómo cambiará su vida. Además, esto les permite preparar todo lo necesario para recibir al nuevo miembro del hogar, como arreglar su habitación, elegir un nombre, comprarle ropita, etc.

Sin embargo, cada año, cientos de mujeres tienen un embarazo críptico o negado. Es decir, que muchas madres atraviesan su embarazo sin saber que están en cinta. Incluso, muchas de ellas, llegan al momento de dar a luz sin tener la más mínima idea de que llevan un bebé en su vientre. Además, en muchos casos ni los familiares ni los médicos son capaces de detectarlo.

Algunos casos se asocian con periodos de estrés o la negación, lo que hace que la mujer no pueda tener o experimentar los signos habituales del embarazo, como náuseas, vómitos, antojos o el aumento de su barriga. Generalmente, suceden en aquellas que tienen distintos problemas como menstruaciones irregulares, obesidad o sobrepeso.

Esto mismo fue lo que le sucedió a Kayla Simpson, es una joven universitaria de 21 años que causó un gran revuelo en las redes sociales luego de que contara una historia que a muchas mujeres les da terror: estar embarazada y no saberlo sino hasta el momento de dar a luz.

Sí, lo sabemos, los signos y síntomas del embarazo suelen ser muy evidentes y característicos, por lo que cuesta creer que una mujer no sea capaz de identificarlos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la psicológica juega un papel muy importante. Tanto así, que hasta las pruebas de embarazo pueden ser negativas.

En el caso de Kayla, llevaba una vida bastante normal en la universidad, salía a fiestas y hacía todo lo que una joven veinteañera hace. Un día, sintió un pequeño dolor en su vientre, pero creyó que solo se trataban de cólicos y que pronto pasaría.

@kaylanicolesimpson

♬ Quagotjuicee5 on TikTok – DEUCE NOT DUECE ‼️

Sin embargo, poco a poco los dolores comenzaron a ser más fuertes y eran casi imposibles de soportar, por lo que acudió a un hospital enseguida. Al principio ella pensó que era apendicitis, ya que el dolor en su abdomen era intenso, aunque el médico que la atendió no creía que fuese eso, dado que no había ningún otro síntoma relacionado con la enfermedad.

Cuando le pidió que se hiciera una ecografía para ver qué era lo que estaba sucediendo y descartar que fuesen dolores por quiste, nadie podía creer lo que estaban viendo, mucho menos Kayla.

“Lo siguiente que sé es que estoy gritando del dolor y se ven unos pequeños pies en el ultrasonido y empiezo a gritar muy fuerte. Luego entra el doctor y ve que tengo 10 centímetros de dilatación. De prisa me llevaron para iniciar con la labor de parto. Después de 15 minutos, un bebé de fraternidad entró en este mundo.”

Kayla aseguró que nunca sintió los síntomas del embarazo, mucho menos notó cambios físicos en su cuerpo, ya que su estómago no se abulto. Durante los últimos meses había estado teniendo su periodo de manera regular e incluso estaba muy delgada.

“Volví a casa dos días después con un bebé perfectamente sano y mi mejor amiga. Ahora está por cumplir un año y lo estamos haciendo increíble.”

La pequeña bebé se llamó Madi, y al igual que muchas otras mujeres Kayla tuvo un embarazo críptico. Lamentablemente, con el padre de la niña ya no mantiene una relación, aunque sí está muy involucrado con la crianza y la educación de su hija.

@kaylanicolesimpson

♬ original sound – 6.8k

Comment here