Uncategorized

Joven logró calmar a un niño con autismo vestido de Spiderman. Su madre suplicaba ayuda

disfrazo-spiderman-calmar-nino

La mayoría de las personas, aseguran que los superhéroes solo existen en las películas, series, libros o dibujos animados. Sin embargo, la realidad nos demuestra que podemos encontrarnos con héroes en nuestra vida cotidiana, superando ampliamente la ficción.

No es que caminen por las calles entre nosotros de incógnito y con su traje especial preparados para lo que sea o que tengan superpoderes. En cambio, son personas comunes y corrientes, al igual que cualquiera de nosotros, pero que se ocupan de ayudar a quienes más lo necesitan.

Es así como lo ha demostrado Felipe Valentín, un joven que se dedica a ayudar a las comunidades más vulnerables de la ciudad de Paraná, en Brasil. En ocasiones, lo hace con su uniforme de trabajo: un traje de Spiderman.

Aunque se podría decir que Felipe es un héroe que tiene una identidad que proteger, solo lo hace para hacer felices a los niños que necesitan de su ayuda. No siempre resulta una tarea sencilla, pero gracias a su compresión y a su vocación, todo resulta mucho más fácil de lo imaginado.

A través de su cuenta de Instagram felipevalentimbr, el voluntario compartió un video en el que explicó lo que le pasó un día. Tal como lo contó, recibió una llamada a las 23:50 horas de una madre que lloraba mientras le pedía ayuda para calmar a su hijo con autismo, quien estaba pasando por una crisis nerviosa.

Al escuchar el pedido de la mujer, no dudó en ponerse su traje de Spiderman y partir de inmediato para ayudar. Cuando llegó a la vivienda, encontró al niño sentado en el piso, en la esquina de su cuarto y encorvado.

Al principio, intentó hablar con él, pero el niño no escuchaba ni levantaba la cabeza para mirarlo. Fue entonces, cuando dijo una simple frase que mejoró la situación. “Ven, dame un abrazo”, fue todo lo que necesitó para que se pusiera de pie, lo abrazara y comenzara a calmarse.

“Cuando llegué se mostró inflexible, pero con mucho cariño y poco a poco ganándome su confianza logré acercarme a él y calmarlo. Pasé la noche pensando en esa situación ¡Y en cómo una actitud tan simple hizo toda la diferencia!”

La publicación de Felipe se volvió tendencia en muy poco tiempo, logrando acumular más de 130 mil reproducciones en Instagram. Además, se ha llenado de aplausos, de halagos y de felicitaciones de los usuarios por el accionar de este voluntario.

“Sin palabras… Soy madre de un niño con autismo y sé lo difícil que pueden ser estos momentos de crisis desesperantes para una madre. Lo que hiciste fue sin duda algo asombroso, calienta el corazón y nos hace creer en días mejores”, comentó una usuaria en el post.

Es que hay veces en el que los pequeños detalles logran hacer maravillas. Al menos así lo ha demostrado Felipe logrando calmar a al niño.

Comment here