Uncategorized

La desgarradora historia de las hermanas Rapunzel

Rapunzel

Las hermanas Sarah, Victoria, Grace, Dora, Mary, Isabella y Naomi de entre 18 y 36 años tenían algo que las diferenciaba de la audiencia: su larga cabellera. Juntas protagonizaron un espectáculo llamado The seven sisters Sutherland, presentado por el Barnum and Bailey Circus en 1882.

Durante la primera función, las siete hermanas entraron al escenario vestidas de blanco, luciendo su hermosa cabellera negra. Las mujeres brindaron un espectáculo en el que cantaron varias canciones, aunque la voz de Naomi destacó notablemente por encima de todas.

El clímax del espectáculo llegó cuando las hermanas cantaron juntas y dejaron caer sus trenzas de casi 11 metros de largo entre todas. En el medio de la orquesta y entre los espectadores, el show se convirtió en un lugar de asombro y aplausos.

Las hermanas son originarias de Vermont, Estados Unidos y sus padres Fletcher Sutherland y Mary tuvieron a cinco de ellas, mientras que las otras dos fueron adoptadas. De acuerdo a los rumores, se dice que ellas en realidad son las sobrinas de la pareja.

La pareja cuidó de las siete niñas luego de que la hermana de Mary, Martha Brink, falleciera en 1867. Desde ese entonces, la sociedad las repudió y crecieron en la pobreza extrema. A pesar de todo ello, las hermanas comenzaron a notar sus habilidades musicales.

El talento de las niñas para cantar llevó a que su padre las introdujera en el mundo del espectáculo en los circos. Sin embargo, su voz no era lo que llamaba la atención del público, sino sus largas cabelleras la atracción que las haría ricas.

Naomi, una de las más chicas de las siete hermanas se casó con J. Herny Bailey, sobrino del copropietario del circo en 1885. Inmediatamente, Bailey se hizo cargo de la organización del show de las hermanas. Además, comenzó a vender un tónico para el crecimiento del cabello, inventado a partir de la receta de la madre de las Sutherland.

Bailey explotó al máximo todas las estrategias publicitarias, ganando millones gracias a las giras promocionales que se han hecho. Con el dinero, las hermanas decidieron construir una finca victoriana en un terrero que le pertenecía a su abuelo al oeste de New York.

Seis de las siete hermanas eran solteras, por lo que muchos hombres comenzaron a interesarse en ellas, pero más en su fortuna. Frederick Castlemaine, un hombre de 40 años fue el primero que coqueteó con Dora, pero terminó casándose con Isabella de 27 años.

Frederick era un hombre apuesto y sabía perfectamente cómo conquistar a una mujer. Sin embargo, tenía serios problemas de adicciones y en uno de sus peores momentos se terminó quitando la vida en 1897.

A partir de entonces, las tragedias comenzaron a apilarse en la vida de las hermanas. Naomi, fue la primera en partir aun siendo muy joven. Su cuerpo estuvo en la casa por varias semanas ya que estaban construyéndole un mausoleo. Sin embargo, la familia desistió de aquella idea y finalmente fue enterrada en la propiedad familiar sin una lápida que llevara su nombre.

El comportamiento de las hermanas Sutherland comenzó a volverse algo extraño, pues cuando Frederick si quito la vida, su cuerpo también permaneció en la finca por varias semanas en un ataúd. El hombre fue colocado por un largo tiempo en la sala de música y ellas les cantaban sus canciones favoritas.

Isabella, caminó dos millas desde su casa hasta el cementerio todas las noches durante los dos primeros años que enviudó. Cada vez que lo hacía llevaba consigo una linterna y pasaba largas horas sentada en la tumba de su difunto esposo hablándole. Tiempo después, conoció a Alonzo Swain, un hombre de 30 años con quien se casó por segunda vez.

Para ese entonces, Isabella tenía 46 años, por lo que era 16 años mayor que su esposo. Influenciada por su marido, tomó muchas malas decisiones que la obligaron a vender sus acciones en la empresa familiar para crear un negocio con un restaurador del cabello. El fracaso del nuevo negocio no tardó en llegar y cuando Isabella quedó en la quiebra, su esposo Alonzo desapareció para siempre.

La vida de Victoria tampoco fue la mejor de todas, y se casó cunado tenía 50 años con un joven de 19. Debido a la gran diferencia de edad, el resto de sus hermanas no aceptaron la unión y la rechazaron. Ni siquiera luego de su muerte, fueron a visitarla.

Mary, tuvo largos periodos de locura y encierros frecuentes. En 1926, las hermanas que aún vivían visitaron los estudios de Hollywood cuando recibieron la oferta de filmar una película biográfica sobre sus vidas. Lamentablemente el proyecto se canceló y Dora perdió la vida en un accidente automovilístico durante su estancia en la gran ciudad.

Cuando comenzó a ponerse de moda las mujeres con cabello cortó, el éxito de las hermanas “Rapunzel” se terminó. Meses más tarde, las dos hermanas que aún quedaban con vida regresaron a la finca y vivieron sus últimos años en la pobreza extrema.

La casa pronto se vendió y un año más tarde se incendió, dejando solo algunos rastros del mausoleo que construyeron para Frederick y unas cuantas botellas del tónico para el cabello que las haría famosa.

Comment here