Uncategorized

La princesa Diana rompía los protocolos reales por amor a sus hijos

Diana

Cuando nos convertimos en padres, todas nuestras prioridades giran en torno a nuestro pequeño. Por ellos, no nos avergüenza romper protocolos o normas sociales con tal de ver una sonrisa dibujada en su rostro, incluso aunque seas de la realeza.

Al menos así lo ha demostrado siempre la princesa Diana, quien se ha caracterizado por ser una madre excepcional y dedicada para sus hijos Harry y William. Siempre ha destacado del resto de los miembros de la realeza por su singular manera de vivir, esforzándose por brindarle a sus retoños una vida lo más normal y cotidiana posible.

Pero la princesa Diana, no lo era solo con sus hijos, sino con todas las personas que la rodeaban. De esta manera, cada vez que tenía la oportunidad, sacaba a relucir su lado cariñoso y altruista con el pueblo, por lo que el mundo la recuerda de esa manera desde entonces.

De hecho, existen varias fotografías en las que la podemos ver atravesando momentos divertidos con sus hijos. Ya sea de paseo, viajes, actividades familiares o escolares, ella siempre estuvo presente en la vida de sus pequeños.

Actualmente, todo el mundo tiene sus ojos puestos en la corona británica por el reciente fallecimiento de la Reina Isabel II. Tras ello, su hijo, el príncipe Carlos fue nombrado Rey Carlos III, junto a su ahora esposa, Camila Parker, reina consorte. No obstante, muchos han mostrado su indignación al respecto, asegurando que no se lo merece.

“Siempre habrá una reina, y es Lady Diana”; “Camila siempre será la otra”; “Nadie la quiere y peor como reina, fue la causante de la desgracia que le pasó a la princesa Diana”; “Nunca una amante podrá ocupar el lugar de la esposa”; fueron algunas de las criticas sobre la duquesa de Corwall en las redes sociales.

Es por ello mismo que muchos ha comenzado a recordar el gran impacto que significó Lady Di para la corona y para el mundo. Pues ella le dio un aspecto más humano a la realeza con sus pequeños actos de bondad, mostrando el lado más suave de la estricta corona británica.

Por ejemplo, podemos mencionar el día en que rompió todas las reglas reales solo por el amor hacia su hijo Harry, cuando el pequeño tenía tan solo 7 años y ella 30. En aquel entonces, su colegio organizó un festival por el día de la madre en el que los alumnos debían superar una serie de competencias para poder coronarse campeones.

Pero las madres también estuvieron invitadas a participar de la carrera. La princesa Diana no dudó en saltarse todo el protocolo de la familia real, quitarse los tacones y competir en el nombre de su hijo como todas las demás madres del lugar. A ella no le importó llevar falda y se puso en la línea de salida para comenzar la competencia en la escuela Wetherby.

Ese día, nos regaló una serie de imágenes únicas de la princesa Diana, siendo la protagonista de una de las escenas más inusuales y “mal vistas” en ese tiempo. Pues a muchos, no le gustó que haya roto tantos protocolos por su hijo.

Cabe mencionar que tan solo un año más tarde, en 1992, Carlos y Diana se separaron por la oleada de escándalos por la infidelidad con Camila Parker, su actual esposa. Es por ello que en la actualidad, muchos consideran que la duquesa no se merece el puesto de reina consorte.

Comment here