Uncategorized

La tarea del padre en el parto

padre

El papel del padre es muy importante cuando vas a dar a luz, ya que puede darte apoyo emocional y físico durante todo el proceso.

 

Debemos comprender que ellos están tan nerviosos como nosotras, pues si bien somos las que nos llevamos el trabajo más duro, él también conocerá por fin a su bebé.

 

Hace unos años los papás no podían entrar a la sala de parto. Pero, hoy que se cuenta con la aprobación, han pasado a formar un papel importante en el proceso.

 

Es importante que él sepa de qué manera te puede ayudar, más allá del sólo hecho de acompañarte. Si quieres contar con su apoyo, invítalo a leer este artículo.

 

Lo primero que debes saber, papá, es que el parto tiene distintas fases: La primera es la de dilatación, cuando la mamita siente las contracciones; luego viene la etapa de expulsión, cuando ya está preparada para pujar; y, finalmente, el alumbramiento, que es cuando tu bebé llega al mundo.

 

 

Pero para orientarte un poquito más, te explicaremos cómo puedes ayudar a la mamá en estas etapas:

 

Dilatación: La mamita está adolorida e incómoda, porque recuerda que es la fase de las contracciones. El papá puede dar masajes en los riñones, a ambos lados de la columna, para aliviar la presión.

 

Es muy importante que seas cariñoso durante todo el proceso, porque traer un bebé al mundo no es fácil. Ten paciencia y trátala con amor, pues la mamá debe sentir tu compañía. Cuando vienen  las contracciones es mejor que no hables, simplemente tómala de la mano para que sienta que estás con ella. Puedes llevar el control de las contracciones controlando su ritmo y frecuencia.

Expulsión: La mamita está lista para empezar a pujar. El papá puede intentar que no haga fuerza con la cara o el cuello, poniéndose a su lado para ayudarla a levantar un poco el cuerpo cuando empuje. No te extrañe si tu mujer te insulta, te culpa de lo que está viviendo, o tiene alguna extraña reacción. Tranquilo, sólo intenta entender, y ya después del parto todo volverá a la normalidad. No te enojes con ella. Es mejor que continúes con palabras de ánimo y dándole mimos. Le motivará saber que ya está a punto de terminar el parto.

 

Alumbramiento: Tu bebé ya llegó al mundo y comienzas a sentir la emoción de verlo y escuchar su llanto. Ya lo pueden tocar y besar. Sólo recuerda que no llegó solo, por lo que antes de intentar sacarle fotos, recuérdale a tu mujer lo bien que lo hizo, y prepárense para disfrutar juntos ese momento tan íntimo, y esta nueva etapa en su vida.

 

Comment here