Uncategorized

Lactancia en tándem ¿Es segura?

lactancia

Cuando una mamita lactante queda embarazada, puede tener dudas sobre si seguir o no con la lactancia del hijo mayor.

 

Si estás en esta situación, probablemente te enfrentas a distintos miedos y sensaciones. Pero, dar de mamar a tu bebé nunca será malo, por lo que los riesgos que se puedan presentar en tu embarazo si sigues con la lactancia de tu hijo mayor, no son más que mitos.

 

Por ejemplo, hay quienes dicen que existe un aumento del riesgo de aborto, pero esto no tiene relación. Antiguamente se pensaba por la oxitocina, pero la actividad sexual también produce oxitocina y no está prohibida durante el embarazo. Si tu embarazo es de alto riesgo podrían aconsejarte que suspendas la lactancia, pero, si gozas de un embarazo saludable, sin contraindicaciones, donde puedes hacer tu vida normal, también puedes seguir amamantando.

 

Otro tema que es un mito, es sobre las carencias nutricionales que podrían sufrir el bebé y su mamá: la lactancia en tándem no perjudicará tu salud, ni la de tu hijo.

 

“El hermano mayor no dejará leche suficiente para el recién nacido”  No te preocupes, mamá, el mayor no “roba” la leche al más pequeño. Es más, la lactancia en tándem hace que la pérdida de peso del recién nacido sea menor.

 

Pensar que la leche será “mala” para el hermano mayor y le hará daño, también es otro de los mitos necesarios de derribar.  Para tu bebé más grande el volver a tomar calostro y leche de transición es todo un regalo inmunológico. Claro, quizá ya no esté acostumbrado al sabor, porque el calostro es más salado que la leche, sin embargo, no le hará daño, aún cuando pueda presentar deposiciones más abundantes y más líquidas por su efecto laxante.

 

Debes saber que puedes sentir pequeñas contracciones mientras amamantas, pero estas no te dañarán, y cederán espontáneamente cuando tu niño suelte el pecho. Además, aumentará la sensibilidad de los pezones y puedes sentir algunas molestias, pero disminuirán durante el tercer trimestre.

 

Hay muchas mujeres que deciden no interrumpir la lactancia, y siguen dando pecho durante todo el embarazo y, una vez nacido el pequeño, amamanta a sus hijos conjuntamente. Si se presenta esta situación, y quedas embarazada mientras tu hijo mayor aún es lactante, la decisión de si seguir o no dando pecho es tuya, pero ten presente que en ningún caso el seguirlo haciendo afectará a tu embarazo.

 

Comment here