Lactancia

La lactancia materna influye en el habla de tu bebé

habla

En la actualidad la leche materna es sin dudar el mejor alimento que existen para los bebés. Pues esta tiene todo lo que necesitan, proteínas, minerales y mucho más, todo para ayudar al bebé a desarrollarse mucho mejor.

Pero lo que no se sabía, es que esta influye en el desarrollo del habla.

 

Esto obviamente suena bastante raro, pues no se puede creer que solo porque el bebé se amamante se le puede ayudar en el desarrollo del habla.

Te preguntarás: ¿Cómo puede ser esto posible? Y es que se debe a los movimientos de la succión que tiene que hacer para poder tomar la leche, con ello ejercita los labios y maxilares.

 

La lactancia materna tiene cientos de beneficios

No hay dudas de que la lactancia materna tiene cientos de beneficios en los más pequeños. Hay que tener en cuenta una cosa, lo más importante es que es el mejor alimento que pueda existir, porque no solo aporta todo lo que necesitan los bebés, sino que además cambia de acuerdo a las necesidades del pequeño.

 

Ya en artículos anteriores te he explicado la importancia de que tiene la lactancia materna, en el artículo de hoy te traigo un nuevo beneficio.

Algo que no te hubieras imaginado nunca, algo que me ha sorprendido mucho cuando lo vi y es que es increíble que la lactancia también ayudé en el habla de los más pequeños.

 

Los movimientos que hacen durante la succión tiene mucho impacto en el desarrollo y crecimiento de la mandíbula. Mira, cuando nacemos tenemos la mandíbula detrás del maxilar superior y es recién en el octavo mes de vida cuando se coloca en la posición correcta.

Aunque no lo creas la lengua también se beneficia con la succión, esta encuentra la posición adecuada debido a la musculatura oral que tiene.

 

La succión es importante

Entonces, gracias a la succión es que los bebés pueden prepararse para la dentición, para luego poder masticar. Y pensar que esto se logra con la lactancia materna exclusiva.

Esto se ha comprobado gracias a varios estudios, estos revelan que cuando el bebé succiona hace entre dos y tres mil movimientos musculares fáciles.

 

Estos estimulan tanto a nivel motor como sensorial, lo mejor es que se logra un mejor crecimiento de la mandíbula. Lo cual fortalece y desarrolla los músculos de la boca y es por eso que a futuro cuando sea el momento, tu niño va a tener mayor facilidad para decir sus primeras palabras. La verdad es que es increíble cómo influye todo en el desarrollo del bebé, hasta el más mínimo detalle.

 

Comments (1)

  1. Me parece que este “estudio” es más mentira que verdad. He conocido niños que han tomado leche materna hasta más de los dos años y hablaron después de los 4. Y niños que no tomaron ni en su primer mes y hablaron antes del año. Puro titular, no aporta nada

Comment here