Uncategorized

Las consecuencias de dejar llorar al bebé

llorar

Existen muchos riesgos al dejar llorar a un bebé y no calmarlo.

Si alguna vez te has preguntado ¿Dejo llorar al bebé y que se tranquilice solo? La respuesta es NO. Es cierto que existen varias perspectivas sobre este tema, algunas las escucharás de científicos, profesionales de prestigio, otras de familiares o amigos, y en consecuencia te sentirás dudosa de no saber qué hacer o cómo reaccionar ante el llanto del bebé.

 

Primero, debemos destacar que el llanto es el único medio que tiene tu pequeño para comunicarse. Por lo tanto si lo analizas bien, el bebé para expresar que necesita algo, siempre lo hará llorando.

 

¿Es bueno o malo dejarlo llorar?

La mayoría de las veces el bebé sólo necesita contacto físico. Y como no, si estuvo 9 meses dentro de un espacio reducido, acogedor y sintiendo la mayor parte del tiempo solo la voz de su madre. Una vez que sale al mundo exterior, es probable que requiera sentirse seguro, abrigado y que mejor que en brazos de sus progenitores.

 

Puede que hayas escuchado más de alguna vez la experiencia de algún familiar o amigo de que su bebé es tranquilo, que pasa horas en su cochecito y que duerme toda la noche. En cambio hay otros pequeñitos que demandan mayor atención, que necesitan un contacto físico constante y estrecho. No obstante cuál sea tu experiencia, todos los bebés son de alta exigencia, puesto que exigen atención y dedicación de parte de sus progenitores.

 

Hay que dejar en claro que todos los bebés tienen su carácter y es nuestra labor adaptarnos a ellos en un principio, para luego, con el paso del tiempo ir modificando paulatinamente los rasgos que podamos cambiar.

 

Según investigaciones dejar llorar al bebé puede hacer que sea un niño menos inteligente, inseguro, más ansioso, más dependiente, menos saludable, poco sociable y poco colaborador. Por lo tanto, es recomendable que atiendas a tu pequeño de inmediato al escuchar su llanto, esto les hace más independiente en un par de años.

 

 

¿Qué necesita mi bebé? Tal como lo dijimos anteriormente, el bebé cuando nace reclama una situación parecida a la que tenía dentro del útero, es decir, lactancia materna a demanda, sentir la calidez de un abrazo, temperatura constante y confortable. Si satisface sus necesidades de manera inmediata favorecerás un desarrollo adecuado.

Si abrazas fuertemente a tu bebé cuando llora y lo calmas, él se sentirá seguro y sabrá que sus necesidades serán satisfechas por otro. En cambio si no es así, tu bebé desarrollará falta de confianza en las relaciones interpersonales, en si mismo y con los demás.

 

El ser humano es de costumbre, por ende si tu bebé se acostumbra a llorar para conseguir lo que necesita (comer, cambió de pañal, que los abracen o acaricien), estará aprendiendo que debe gritar para que atiendan sus necesidades, y puede que sea más demandante, infeliz, agresivo, quejoso y un adulto inseguro.

 

Hay estudios que demuestran que los padres o cuidadores que responden de inmediato a las necesidades del bebé, evitando el llanto y angustia extrema, estarán ayudando a que sea un niño independiente, feliz y seguro de si mismo.

 

Tu pequeño no será malcriado, por cargarlo y calmarlo cuando llore, sino todo lo contrario. Esta claro que en algunos momentos no podrás calmar su llanto rápidamente, como por ejemplo cuando lloré en su sillita de automóvil, pero es importante tener presente lo que es mejor para tu bebé.

 

Comment here