Salud

Limpieza bucal: Es muy importante, incluso cuando no hay dientes

bucal

Son muchos los padres que piensan que deben comenzar con la limpieza bucal solo cuando recién le aparecen los dientes, pero está mal. Se ha comprobado que hay que tener mucho cuidado y lo mejor en realidad empezar con la limpieza bucal incluso cuando no tiene los dientes, esto para prevenir bacterias que dañen su salud.

 

La falta de limpieza bucal no es buena para nadie, pero en los menores debe ser muy minuciosa porque si se deja acumular suciedad lo más seguro es que se adhieran al esmalte de sus primeros dientes.

Creo yo que los dientes es algo que debemos cuidar mucho porque cuando somos adultos, una vez que los perdemos no los podemos volver a recuperar, son muy delicados.

 

Por qué es tan importante

Como te mencione anteriormente es importante mantener una buena limpieza bucal en los niños para prevenir que la suciedad se acumule y luego esta se adhiere al esmalte de sus primeros dientes. Pero hay otro motivo para ser cuidadosas con el aseo de esa pequeña boquita.

 

Al hacerlo evitamos el mal aliento o halitosis, el cual es causado por los restos de comida y leche. Eso, por un lado, por el otro tenemos que verlo de esa manera, cuando comenzamos con la limpieza bucal desde que es un bebé, va creciendo con ese hábito y sin dudas es lo mejor.

 

Son muchos los niños a los que le cuesta y mucho acostumbrarse a lavarse los dientes luego de cada comida, al no hacerlo con continuidad en la infancia puede pasar que, al ser adultos, no le presten demasiada atención y es cuando comienzan a perder los dientes rápido. Por lo tanto, también es importante para que desarrollen un hábito de higiene que es, vamos a decir, vital.

 

Cómo limpiar la boca del bebé

Para limpiar la boca de tu bebé lo que tienes que hacer es buscar una gasa limpia y humedecerla con agua hervida. Luego tienes que envolverte el dedo índice con ella y pasarla por encías de los pequeños, también por el paladar y su lengua de manera suave para no lastimarlo.

 

Si el bebé llora no tienes de qué preocuparte, es normal ya que no está acostumbrado, pero una vez que empieces a hacerlo con frecuencia se adaptará y entenderá que es parte de su rutina diaria.

Sin embargo, recuerda que este consejo es solo una ayuda para que puedas mantener una buena higiene bucal, porque en realidad nunca debes pasar las visitas con el dentista, para las revisiones periódicas.

Comment here