Uncategorized

Llegó a EEUU siendo un bebé con un dólar y como refugiado. Hoy regresa a su país como médico

Es bien sabido que no todas las personas alrededor del mundo cuentan con las mismas oportunidades para su vida. De esta manera, no todos pueden tener acceso a la mejor educación, un hogar, una familia, un trabajo digno, un plato de comida en sus mesas todos los días, entre otros.

Incluso, hay muchas personas que todos los días deben luchar contra la adversidad para alcanzar sus sueños. Ya sea porque han nacido en una familia de escasos recursos o bien, porque el país en el que viven está en crisis.

Así es el caso de Umaru Barrie, un joven originario de Sierra Leona quien llegó a Estados Unidos siendo un refugiado hace 20 años. A pesar de su condición de vulnerabilidad, siempre fue una persona perseverante y nunca se dio por vencido. Su sueño era convertirse en médico y contra todo en pronóstico lo ha conseguido.

Con mucho esfuerzo pudo lograr llegar hasta donde está ahora, con un doctorado en Medicina y uno en Filosofía en las universidades de Estados Unidos. A pesar de que al principio no fue nada sencillo, ha superado cada obstáculo que se presentó en su vida para conquistar su sueño.

Fue por ello que no dudó en celebrarlo y compartirlo con todos a través de su cuenta de Twitter. Para ello, el joven se unió al reto que es tendencia en la actualidad de “Como empezó y cómo va”, en referencia a cómo era antes su vida y cómo ha cambiado con el paso del tiempo.

“Hace 20 años, en abrirl del 2002, vine a Estados Unidos como refugiado con un dólar y un sueño. Ahora, julio de 2022, obtuve mi doctorado, en adelante para completar mi doctorado en medicina y contribuir a la medicina, mi comunidad y el mundo. Umaru Barrie, doctor.”

Además del texto, compartió una fotografía de cómo era hace 20 años, siendo todo un niño, y cómo es ahora que es médico. Umaru tuvo que irse de su país natal cuando era tan solo un pequeño bebé producto de la guerra que se estaba desarrollando en el territorio africano.

Recientemente ha logrado regresar a su hogar, pero ya siendo todo un médico.

“No puedo creer que estoy de vuelta en casa. Verán, nací aquí en Sierra Leona, sin embargo, tan pronto como nací, comenzó una guerra civil mortal y nuestra familia huyó del país. ¡30 años después, estoy aquí construyendo relaciones con instituciones de atención médica para volver a servir algún día!”

El caso de Umaru es muy inspirador para otras personas que, al igual que él, no cuentan con muchos recursos. Pues a pesar de haber llegado con un dólar y siendo refugiado, logró cursar y completar una de las carreras más complejas como la medicina y obtener un doctorado. Su esfuerzo y su dedicación es algo que debemos aplaudir y servir como ejemplo para los demás.

Comment here