Uncategorized

Lo que jamás debes hacerle a un bebé

bebé

Cuando eres padre primerizo, son muchas las dudas en cuánto a la crianza y cuidados del bebé, por lo tanto no sabes que cosas hacer o cómo actuar para favorecer el crecimiento saludable de tu hijo.

 

Probablemente cuando una pareja se entera que serán padres, surgen las dudas e inquietudes acerca de la maternidad y paternidad. La primera pregunta que se les viene a la mente es ¿Cómo lo haremos?

 

Ante la anterior interrogante es que la doctora de psicología Darcia Narváez, escribió algunas creencias erradas en torno a los bebés en un portal especializado Psychology today.

 

“Cuando tuve un cachorro, odiaba ser ignorado o dejado solo. En esos momentos, él masticaba los muebles. Los bebés odian estas cosas también, pero no pueden masticar los muebles para hacernos saber. En lugar de ello, su desarrollo se ve minado”, manifiesta Darcia Narváez.

 

Los bebés requieren de mucha atención y cuidados, por lo que puede ser necesaria la ayuda de más de una persona para satisfacer las necesidades de un niño. “Así que si eres un padre o madre frustrado y cansado, pide ayuda con el cuidado” enfatiza Narváez.

 

Es así como la docente de la Universidad de Notre Dame en Estados unidos, entrega a los padres una de lista de las 5 cosas que jamás deben hacerle a su bebé. Toma anota, que a continuación las revisamos:

 

Dejarlo llorar: Los bebés suelen llorar más de la cuenta, pero te haz preguntado ¿Por qué lo hacen? Llorar es la única herramienta de comunicación que tienen para expresar sus molestias u necesidades. Por lo tanto tú como padre debes asistirlo de inmediato.

Los niños desde pequeños aprenden modelos para la vida social y de acuerdo a la atención que le brindes, desarrollará algunos efectos epigenéticos (genes y sus funciones), lo que en un futuro podría ocasionar que sea una persona estresada.

 

“Para un bebé, que lo dejen llorar es una tortura. Porque técnicamente, fisiológicamente y en términos de madurez, si los bebés regularmente tienen dificultades, sus cuerpos están siendo entrenados para ser ansiosos y desconfiados de sí mismos y de los demás”, comenta la psicóloga.

 

Según Darcia Narváez es importante que los padres aprendan a no dejar llorar a sus hijos. “Los bebés pequeños tienen dificultades para dejar de llorar por lo que no quieres que ellos comiencen.

Pueden llegar incluso a crear la costumbre de llorar. Esperar demasiado tiempo para socorrerlo puede matar las sinapsis cerebrales (redes cerebrales programadas para desarrollarse en ese momento), que están creciendo a un ritmo fenomenal en los primeros años de vida”, argumenta.

 

 

En los primeros años de vida se crean las redes cerebrales que se utilizaremos una y otra vez. “Así que si quieres un niño agresivo y desagradable, cuando sea bebé déjalo llorar. De lo contrario, mantenlo feliz. Un bebé angustiado es casi seguro que se transformará en un niño desagradable que angustiará al resto después”, recalcó la experta.

 

Dejarlo solo: Los bebés necesitan de sus padres y de su compañía para sentirse seguros, confiados y sobre todo para que puedan satisfacer sus necesidades hasta que ellos puedan hacerlo por sí mismos. Si dejas a tu bebé solo conseguirás que un futuro se un niño inseguro, de mal carácter y angustiado.

 

Según la experta “Aunque la gente hable como si pudiera obligar a los bebés a ser independientes, esto es un engaño con un resultado imaginario. Si aíslas a los bebés, ocurre lo contrario: se convierten en personas necesitadas y desgarradas por dentro. Interiorizan el miedo y la inseguridad y esto puede llevar a tener una mala actitud hacia los cuidadores y el mundo. Recuerda que el aislamiento enseña a pensar sólo en sí mismos”.

 

No cargarlo en brazos: Cuando tomas a tu bebé en los brazos el se sentirá relajado y en paz. Por eso los expertos recomiendan no dejar por más de tres horas a tu bebé con otras personas los primeros meses de vida.

 

“Cuando los bebés están físicamente separados de los cuidadores, las respuestas de dolor se activan, influyendo en la presencia de varias hormonas y neuropéptidos”, enfatiza la psicóloga.

 

Si tu bebé no experimenta regularmente la profunda relajación que le brindan tus brazos, nunca aprenderá a dejarse llevar y relajarse, lo que es de suma importancia para la salud.

 

Tu bebé debe sentirte bienvenido en tus brazos, ya que fomentarás el desarrollo de los receptores de oxitocina y serotonina, las cuales se relacionan con la felicidad.

 

 

Ignorarlo: Cuando los bebé nacen, a la única persona que tienen en el mundo es a sus padres. Por lo tanto intentarán comunicarse inmediatamente con ellos. Aunque aún no hable, lo harán mediante agitaciones en sus extremidades y pequeños quejidos.

 

La doctora añade que “Incluso algunas madres se comunican con el bebé en el útero a través del canto, la lectura, hablándoles, o dando pequeños golpecitos en el vientre.”

 

La atención permanente que le brindes a tu bebé y la comunicación que establecen diariamente ayudarán a crear un ambiente óptimo para su desarrollo intelectual y emocional.

 

Castigarlo: Algunos padres caen en el error de agredir físicamente a sus hijos dándole “golpecitos” en las nalgas. El castigo corporal o la mayoría de los actos de agresión solamente crean frustración y efectos negativos a largo plazo. Por lo tanto jamás debes agredir a tu pequeño. Los bebés aprenden lo que es vida a partir de cómo son tratados por sus progenitores o de quienes estén a cargo.

 

La especialista da a conocer los efectos perjudiciales que tiene el castigo en los bebés:

  • El bebé verá a su cuidador como alguien no seguro para relajarse y no tendrá confianza en él.
  • El pequeño no tendrá confianza en sí mismo, ya que sus progenitores le han enseñado que sus comportamientos son malos, oprimiendo su autodesarrollo.
  • Si regañas o castigas a tu bebé por querer explorar, sin duda debilitarás su motivación para el aprendizaje.
  • Según estudios el castigo activará la respuesta al estrés, lo que por ningún motivo es recomendado en los primeros años de vida, ya que es cuando se establecen parámetros de funcionamiento. El estrés puede perjudicar los sistemas en forma permanente, quebrantando el crecimiento intelectual, su bienestar y además de entorpecer sus relaciones sociales.
  • Por último la mala conducta aumenta después de que un infante es golpeado. Di ¡no! a la agresión.
  • Si deseas el bienestar de tu bebé y optimizar su desarrollo, debes evitar caer en los anteriores errores. Darcia Narváez concluye que “Una paternidad cariñosa y sensible es uno de los mejores predictores de resultados positivos en un niño (…) Así que los cuidadores tienen que estar presentes emocionalmente, no distraerse con sus propias preocupaciones”.

 

Comments (2)

  1. Son recomendaciones muy importantes, es el ABC para los padres primerizos
    Incluso para aquellos que ya tienen otros hijos pero que no tuvieron una información apropiada

  2. Muy Buena Información Me Sirvió De Mucha Ayuda, Gracias Por Sus Maravillosos Consejos, quisiera Que Me Enviarán más a Mi Correo Luzkar191@gmail.com

Comment here