Uncategorized

Los médicos le dijeron que nació sin vida, pero él descubre que su hijo aún respiraba

Cuando llega noticia de que vamos a convertirnos en padres, nuestra vida cambiar por completo. Desde el momento uno comenzamos a imaginarnos cómo será su carita, si se parecerá más a su mamá o a su papá, que nombre tendrá, si será niño o niña y miles de cosas más pasan por nuestras cabezas.

Por supuesto que siempre queremos que las cosas salgan a la perfección y comenzamos a planificar todo con tiempo para darle la mejor bienvenida posible. Sin embargo, no las cosas no siempre salen como uno esperaba y nuestro bebé llega antes de tiempo.

Esto fue lo que les sucedió con Elisa y Santiago Albino, una pareja que vio nacer a su bebé cuando aún era demasiado pequeño. El hecho ocurrió el 21 de octubre del 2020 en el Hospital General de Zona No. 20 del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), en la localidad de Puebla, México. El bebé nació prematuro, con apenas 23 semanas de gestación y contra todo pronóstico logró sobrevivir.

Sin embargo, luego de que la mujer diera a luz, los médicos revisaron al bebé y lo declararon sin signos vitales. Tras el informe, trasladaron al bebé a la morgue del hospital inmediatamente. Horas más tarde, le pidieron al padre que reconociera el cuerpo y cuando lo estaba haciendo se dio cuenta de que había ocurrido un milagro: su hijo estaba vivo.

Rápidamente, el hombre tomó su teléfono y comenzó a grabar el momento, pues no podía creerlo. En el video se puede ver al pequeñito moviéndose dentro de una sábana de color azul mientras le dice: “Aquí estoy yo, resiste papito lindo. Está llorando el niño, sigue llorando, está vivo. Diosito mío acompaña a mi bebé, acompáñale que está vivo, acompáñalo Diosito mío.”

El hombre no podía comprender cómo su bebé había resistido 6 horas dentro de los refrigeradores de la morgue a una temperatura tan baja. Era imposible que alguien tan pequeño lograra sobrevivir en tales condiciones. Inmediatamente, fue trasladado a una incubadora y estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital.

Por su parte, Miguel Ángel Flores, dueño de la funeraria y encargado de recoger el cuerpo del bebé dijo: “El bebé estaba vivo ahí adentro y estaba congelándose”. El hombre fue el que alerto a las autoridades del instituto médico y al padre el pequeño Lázaro.

Lamentablemente, tras 36 días en el área de cuidados neonatales, el pequeño Lázaro perdió la vida. Según la institución las causas del fallecimiento fue el haber nacido con tan pocas semanas de gestación y la falta de desarrollo del prematuro en el vientre materno.

“El IMSS lamenta profundamente el fallecimiento del bebé Lázaro y se solidariza con los padres del menor. (…) Las causas fueron su condición de prematurez extrema y la falta de desarrollo en el vientre materno, por lo que su estado de salud no evolucionó favorablemente a pesar de todos los esfuerzos del equipo multidisciplinario para salvarle la vida.”

De acuerdo a Elisa Albino, madre de Lázaro, los médicos del IMSS que atendieron su parto nunca le mostraron el bebé.

“Cuando tuve al bebé ellos nunca me lo enseñaron. Yo no super que fue lo que pasó con él, hasta que mi esposo me platicó lo que habían hecho con mi bebé. ¿Él que culpa tenía? Él no tenía la culpa nada.”

Tras la pérdida del niño, Elisa y Santiago Albino iniciaron un proceso legal en contra del IMSS por la negligencia con la que trataron el caso. El pequeño Lázaro finalmente fue sepultado en la Sierra Norte de Puebla, el mismo lugar en donde nacieron sus padres.

Comment here