Uncategorized

Los primeros días del recién nacido

recién nacido

¿Cómo es su aspecto al nacer? Conoce cómo son los rasgos físicos de tu bebé.

 

No existe satisfacción y alegría más grande que cargar a tu bebé por primera vez en tus brazos. En ese momento, tienes el privilegio de ver por fin su pequeña carita, besarlo, acariciarlo, hablarle mirándolo a los ojos y darle todo el amor y cariño que llevaste guardado por 9 meses en tu corazón.

Puede que pienses que su aspecto no tiene nada que ver cómo muestran en televisión a los recién nacidos: aspecto sonrosado y rostro redondo. Te darás cuenta que está un poco hinchado, que tiene su piel arrugada, y cubierta por una especie de grasa y sustancia blanquecina.

 

¿Cómo es un recién nacido?

Quizás te sorprendas al ver por primera vez a tu recién nacido, pero para evitar preocupaciones, te diremos a continuación cómo será el aspecto de tu pequeño al nacer:

 

  • Su piel: Tendrás que esperar algunos días o quizás semanas para ver la piel de tu pequeño lisa, sonrosada y transparente. La mayoría de los bebés nacen con la piel arrugada y en su rostro podrás apreciar pequeños puntitos blancos, que desaparecerán en algún tiempo. En caso que veas que comienzan a aparecer unos granitos rojos, no te preocupes, es una reacción del contacto de la piel con el aire y se llama eritema tóxico. De hecho la grasa de la lactancia materna le puede producir u acné neonatal.
  • La cabeza: Su cabecita se verá alargada o con forma cónica. Esto se debe a la presión que ejerce el canal del parto sobre  el bebé durante el nacimiento. Si tu parto es instrumental o utilizaron fórceps, su cabecita se verá mucho más alargada. No te asustes, mira que se tornará redondea en algunas semanas. Es habitual que los padres se preocupen al ver que la cabecita de su pequeño tiene espacios blandos. Estas son las fontanelas, huesos que no están totalmente unidos, para que la cabecita del bebé se adapte al canal del parto. Esos huesitos comenzarán a unirse a lo largo de los meses, habitualmente a los 18 meses ya están cerradas.
  • Sus ojos: Los primeros días después del parto podrás notar los ojitos de tu bebé aún hinchados. Su color ya se definió en la fertilización, no obstante, el color definitivo de sus hermosos ojos, los podrás apreciar a los seis meses. Hay bebés que nacen con sus ojitos oscuros, y luego con el pasar de las semanas se vuelven más claros.
  • Una pequeñita nariz: Puede que notes hinchazón en la nariz de tu pequeño. Este aspecto cambia en unos días.
  • Lanugo o vello corporal: Estos pequeños vellitos que podrás apreciarlos en su espalda, hombros o orejitas, se llama lanugo. Es un vello delgado y muy fino que el bebé irá eliminando a lo largo de las semanas.
  • Presencia del muñón o cordón umbilical: En el parto el doctor cortará el cordón umbilical que unía a tu pequeño con la placenta. Pinzará un extremo para que vaya cicatrizando y finalmente se caiga. Cerca de los 15 días el muñón umbilical se volverá más oscuro y se secará, para finalmente caerse. No te asustes al limpiar el muñón, utiliza alcohol de 70% o lo que el médico te haya indicado. Recuerda dejarlo secar al aire libre para mantenerlo alejado de las infecciones.
  • Glándulas mamarias: Durante el embarazo la mamá le traspasa algunas hormonas al bebé, por lo tanto es común que tenga sus mamas un poquito hinchadas o más grandes de lo normal. Incluso pueden salir pequeñas gotitas de leche, llamada galactorrea. Muy normal en niños y niñas.

 

Algunas semanas después del parto, tu pequeño ira adoptando una apariencia sonrosada, piel suave y lisa, ojos más abiertos y unas extremidades enérgicas que adquirirán mayor definición en su movimiento a lo largo del tiempo.

 

Comment here