Uncategorized

“Lucho una larga y dura batalla”. Padres se despiden de su bebé prematuro que no logró sobrevivir

¿Hay algo que no harías por tus hijos? Estamos seguros de que no hay nada que no harías por ellos, incluso si debemos dar nuestra propia vida para salvarlos. Aunque a nadie le gustaría estar en esa situación, muchos deben arriesgarlo todo por el bienestar de sus pequeños.

Lamentablemente, un momento así tuvo que atravesar Michael Gerry Fotheringham McConnell y Stephanie Brown, padres de cinco hijos: Keira, Thomas, Rebecca, Winter y Lacey. La pareja se encontraba en la espera del sexto pequeño y ninguno de los dos esperaba que se convirtiera en un escenario peligroso.

“Todos estaban escépticos acerca de su supervivencia. He estado al lado de Stephanie en los peores y más aterradores momentos de mi vida. Con su pérdida de líquido, teniendo que sostener a Mickey en su cuerpo durante 6 semanas, fue agotador, física y mentalmente.”

Según la información compartida por el medio Daily Mail,la madre de 29 años sufrió algunas complicaciones durante la semana 18 de embarazo. La mujer, comenzó a perder líquido amniótico y Michael no sabía que decisión tomaren estas circunstancias, pues estaba en riesgo la vida de su esposa y la de su bebé.

“El médico que daría a luz me llevó a un lado y me preguntó: ‘Si llega el momento, ¿quién sobrevive? ¿Madre o bebé?’”, recuerda Michael. Aunque le pidieron que eligiera entre la vida de su esposa o la de su hijo, decidió que seguirían adelante para tratar de salvar ambas vidas.

Asumiendo todos los riesgos, nació el sexto hijo de la pareja, quien pesó solamente 538 gramos. Desde su llegada, tuvo que pasar 3 meses internado luchando para poder sobrevivir. Por desgracia, el pequeño no resistió y finalmente falleció a los 8 meses de edad. Para rendirle un homenaje a su pequeño, Michael lo llamó “pequeño guerrero” al darle su último mensaje de despedida.

“Luchó una batalla larga y complicada, murió en paz y sin dolor en los brazos de su madre. Era la estrella más brillante que he conocido, nunca olvidaré el impacto que mi hijo tuvo en esta tierra, realmente era un guerrero. Él estaba sufriendo, ahora está en paz, brilla intensamente mi pequeño guerrero. Descansa en paz nuestro hermoso hijo.”

La familia tuvo que atravesar un momento sumamente doloroso, aunque la única sobreviviente de todo esto fue la madre.

“Estaba aterrorizado cuando vi a todas estas personas y la expresión de sus rostros me dijo la gravedad de la condición de Stephanie. Cuando supe que la vida de mi prometida estaba en peligro, mi corazón se congeló, todo lo que me importaba en ese momento era que ella estuviera bien.”

Aunque el bebé pudo nacer y estuvo 3 meses internado, sus padres pudieron llevarlo a casa. Sin embargo, los médicos le habían advertido que era posible que no sobreviviera y lamentablemente, así ocurrió el pasado 24 de julio.

Comment here