Uncategorized

Madre abandona a su bebé recién nacido y luego regresa por él

nacido

En la actualidad es bastante común ver a familias que no están formadas de la manera “tradicional”, es decir con una madre, un padre y los hijos. En cambio, podemos ver algunos hogares en donde es uno solo de los progenitores el que se hace cargo de todo o bien familias ensambladas.

Lamentablemente, son cada vez más los casos en donde los niños crecen en hogares disfuncionales, con un solo progenitor, quien se hace cargo de cada una de sus necesidades.

Por lo general, este tipo de acciones y cuidados los vemos en las madres, quienes son las que mayormente deben lidiar con todo ellas solas. Sin embargo, esta vez la historia es diferente. Luis Fernando, es un joven oriundo de México y trabaja como paramédico. Durante un largo tiempo estuvo en pareja con la que sería la madre de su hijo. Desde que se enteró que iba a ser padre, su vida cambió para siempre. Ya tenían una vida juntos formada, por lo que la llegada de un nuevo miembro no era algo de extrañarse.

“Yo estaba realmente feliz, era el momento perfecto en mi vida para ser papá y pensé que mi pareja pensaba igual.”

Lo cierto con ello es que la joven no estaba lista para ser madre todavía, por lo que quiso terminar con su embarazo sin consultarlo con Luis. Ella era consciente de lo emocionado y feliz que estaba por ser padre, por lo que se interpondría al saber lo que estaba planeando.

Con lo que no contaba la joven es con que el destino de su bebé ya estaba marcado. A pesar de sus intentos para abortar, la mujer no lo consiguió y termino dando a luz al pequeño. Tras el parto, ella no quería saber nada con su hijo, así que le pidió a Luis que se quedara con él.

Como si se tratara de un objeto, la joven entregó a su bebé recién nacido a su pareja, quien lo tomó sin dudarlo. A partir de entonces, él ha sido quien se ha quedado con el pequeño cuidando y protegiéndolo. La madre de Luis comentó que él “es un padre ejemplar, preocupado por su hijo, su único propósito es verlo crecer feliz”.

Luego de varios años, la madre del niño decidió regresar y formar parte de la vida de su hijo, arrebatándoselo de las manos a Luis.

“Busqué varios abogados para que me representaran, pero todo estaba muy claro. No fue necesario un juicio muy largo ya que la juez notó que ella no quería al bebé para cuidarlo.”

En muy pocas audiencias, la jueza le otorgó la patria potestad del menor y establecieron un régimen de visitas y una pensión alimenticia. Como era de esperarse, la madre solo cumplió con todo ello los primeros meses. Luego desapareció nuevamente de la vida del pequeño sin aviso previo o motivo alguno.

Comment here