Uncategorized

Madre continúa con el embarazo a pesar de que el corazón de su bebé dejó de latir

embarazo

Muchas parejas ansían poder convertirse en padres y cuando reciben la gran noticia, comienzan a vivir el momento más feliz de su vida. Con anticipación, comienzan a preparar todo para poder darle la bienvenida de la mejor manera. Pintan su cuarto, compran ropa y pañales, piensan en el nombre que llevará e imaginan como será su carita.

Sin embargo, aunque tengas todo perfectamente planeado, siempre puede suceder lo inesperado, como es el caso de esta pareja. Para Kirsty Alexander, una mujer de 33 años oriunda de Inglaterra, la felicidad de tener trillizos se convirtió en una horrible pesadilla.

“Las primeras semanas después de dar a luz fueron horribles. No podía salir de casa porque tenía mucho miedo de que les pasara algo a los bebés que sobrevivieron. Me aconsejaron que intentara compartir mis emociones, pero no tenía la fuerza para mirar a alguien y decirle lo que había experimentado. Fue entonces cuando comencé a compartir mis pensamientos y sentimientos en Instagram.

Fue más fácil porque no tuve que hablar con nadie en persona, pero tuve acceso a personas amables que tuvieron experiencias similares conmigo. Las palabras de consuelo que me dieron me han ayudado a salir de la peor situación de mi vida”.

Kirsty y su esposo John tenían una hija llamada Bonnie, quien fue concebida mediante fertilización in vitro debido a algunos problemas de fertilidad que tenía el hombre. Cuando recibieron la noticia de que habían concebido a trillizas de manera natural estaban increíblemente felices y no podían creerlo.

“Sentí que estaba embarazada incluso antes de hacer la prueba y la barriga apareció muy rápidamente. Cuando me dijeron en la primera ecografía que tendría tres bebés, lloré y reí al mismo tiempo. Fue una gran emoción.”

Desafortunadamente, durante su ecografía número 18, el médico notó que uno de los bebés no se estaba desarrollando como esperaba. Para la semana 20 de embarazo el corazón del bebé había dejado de latir. La niña llamada Dotty había perdido la vida dentro del vientre de su mamá.

Sin embargo, la mujer decidió continuar y los médicos tuvieron que evaluar el caso. Como esto no suponía un riesgo para las otras dos niñas ni para la madre, todo siguió igual y Kirsty dio a luz a los pequeños Deliah, Wilfred y a Dotty.

“Amamos a cada uno de los bebés desde el momento en que descubrimos que estábamos embarazadas de trillizos. Imaginé cómo serían su apariencia y personalidad y, sobre todo, imaginé cómo sería tenerlos a salvo en mis brazos”.

Las trillizas nacieron por cesárea a las 36 semanas de gestación. La madre, comentó en sus redes sociales que el parto fue uno de los momentos más trágicos que vivió.

“Mientras llevaba a Dotty dentro de mí, sentí que estaba segura y protegida, pero sabía que cuando diera a luz pasaría por tanto dolor. Intenso como el momento en que me enteré de que había fallecido. Lloré mucho por la idea de que estaría sola. Así que compré un conejito de peluche que abracé toda la noche antes de la cesárea, para que cuando me quitaran a Dotty, pudiera estar con el animalito con mi olor”.

La historia de Kirsty se hizo conocida gracias a que ella misma compartió su historia en sus redes sociales. Luego de que contó por todo el proceso que tuvo que pasar, comenzaron a llegar miles de comentarios de apoyo. Esta madre, asegura que las muestras de cariño de esos extraños han sido muy importantes para ella para que pudiera salir adelante.

Comment here