Uncategorized

Madre critica a su hija duramente a su hija trans lesbiana: “Para que cambias si haces cosas de hombres”

La sociedad en la que vivimos está en permanente movimiento y constante cambio de paradigmas. Cosas que eran comunes del siglo pasado hoy nos resultan extraña. De esta manera, pelucas de color rosado o tacones para hombres, comunes en el siglo XVII hoy no lo son tanto.

Conforme pasa el tiempo, la sociedad se modifica y muchas veces, estamos seguros de que “estamos avanzando”. Sin embargo, todavía quedan muchos aspectos de nuestro pasado que siguen presente y que demuestran que aun no ha sido suficiente el cambio.

Cuando se trata sobre estilos de vida, identidad de género e igualdad de derechos, muchos continúan resistiéndose al cambio. Como resultado, seguimos encontrándonos con personas que se oponen al avance, que juzgan y que discriminan a los demás, por el simple hecho que de que no son iguales a ellos.

Lo más triste, es cuando esos juzgamientos provienen de las personas que amamos, como algún familiar, un amigo o cualquier otro ser querido. Quizás, lo que buscaban era un poco de apoyo o unas palabras de aliento.

Tal es el caso de Silvia Jacome, una joven oriunda de México, quien fue duramente criticada por su propia madre, quien la rechazó por sus elecciones. Ella nació como hombre, pero siempre se sintió como una mujer, por lo que luego de su transición, ha mantenido sus gustos y vive feliz.

No obstante, a pesar de sentirse e identificarse como mujer, le atraen las mujeres. Lo cierto es que Silvia ha pasado un largo proceso para lograr entender quien es ella en este mundo. Todo esto parece descabellado para su madre y no lo aprueba en absoluto.

Silvia tuvo que atravesar momentos muy duros y es algo que nadie en su lugar pueda evitar. Pues siempre habrá gente que se queje, que critique o que juzgue los nuevos paradigmas que se están gestando día tras día.

Independientemente de si lo comprendemos o no, lo más importante es simplemente respetarlo. Además, en nuestra postura conservadora o reacia a los cambios, podemos lastimar mucho a personas que amamos pero que ya no piensan como nosotros.

Silvia Jacome se graduó de la carrera de Licenciatura en Comunicación y actualmente trabaja como maestra en educación sexual. Una de sus aficiones es el rugby y es la única persona que ha logrado jugar en la liga mayor en ambas categorías (varonil y femenil).

Ahora ya con 67 años, aún recuerda su infancia y las malas actitudes que tuvo que soportar de la sociedad que la rodeaba. Para su familia, era una paradoja que Silvia se sintiera y se quisiera identificar como mujer y que además fuera lesbiana. De hecho, fue su madre quien más cuestionó sus decisiones: “¿Para qué te convertiste en mujer si te iban a gustar las mujeres?” Responder a esta pregunta no fue una tarea sencilla, pues también debía comprender que era lo que ella estaba sintiendo. De lo contrario, no podría transmitirlo a los demás.

“La primera fue mi madre (…). Recuerdo que después de un tiempo mi madre me preguntó que si entonces ahora tendría un novio o un esposo. Al decirle que no, que me seguían gustando las mujeres, casi le da un infarto. Me dijo que entonces para qué había «dejado de ser hombre».

También en alguna ocasión en la que le dije que en la noche saldría con unas amigas para ir a jugar billar y tomar cervezas, me cuestionó que para qué había cambiado, si de todas formas seguía haciendo «cosas de hombres».”

Su madre fue un impulso para que ella iniciara como activista y ayudar a la comprensión entre las demás personas. Silvia, asegura que ser mujer la ha ayudado en su vida de muchas maneras y que conoce la verdadera felicidad cuando por fin se ve al espejo y se reconoce.

Comment here