Uncategorized

Madre depila las cejas de su hija de 5 años: Todos sus amigos se burlan de ella

cejas

Es normal que las mujeres desde la adolescencia a la adultez, se realicen ciertos retoques o cambios estéticos para sentirse más a gusto consigo mismas. Desde un corte de cabello o depilarse hasta la forma de vestir o maquillarse. La mayoría de las veces lo hacen para poder estar dentro de los estándares de belleza establecidos socialmente.

En algunos casos, estos estándares de belleza han sido llevado al extremo de lo moralmente aceptable, pero aun así los seguimos. Como, por ejemplo, lo que hicieron estos padres con su niña de cinco años para evitar que sufra acoso en su escuela y le depilaron sus cejas.

“Ya iba a empezar en el colegio y como madre me sentía asustada porque se que los niños son los más crueles a la hora de decir las cosas. Son niños y sin intención pueden decir palabras verdaderamente hirientes. Ya mi hija con tan solo 5 años se consideraba una niña fea, ya que sus primas se burlaban de ella.”

En su preocupación por la salud emocional de su hija, esta madre se planteó la posibilidad de usar la depilación. Así podría quitarle su uniceja y hacer que parezca más “normal”. No obstante, el padre de la niña no estaba de acuerdo con que su esposa depilara a su hija.

“Yo no estuve de acuerdo con eso, como su padre yo la veo perfecta tal cual como es y si en el colegio los niños la ofendían pienso que, hablando con ella, fácilmente entendería. Someterla a esta edad a depilarse las cejas no me parece del todo correcto.”

La madre de la niña insistía en depilar las cejas de su hija porque sentía temor a que la niña sufriera de bullying en la escuela. Aunque muchas veces pensamos que los niños de 5 años no están interesados en los temas de belleza, muchas veces sufren el acoso de sus compañeros por su aspecto físico.

“Mi hija es hermosa tal cual como es, pero me preocupa que su salud mental, emocional y autoestima se vea vulnerable. No importa que tanto apoyo emocional le brindemos en casa si al momento de pisar el colegio todos sus amigos se burlan de ella.”

La iniciativa de la madre fue bien recibida por la pequeña, quien desde el primer momento que se vio al espejo con su nuevo aspecto brinco de felicidad. “Ya tengo dos cejas” gritaba de alegría.

Cabe mencionar que la madre de la niña no permitió que a su hija le sacaran las cejas ni que le dieran alguna forma en específica. Solo le pidió a la profesional que lo hizo que le quitaran esos vellos que estaban “de más.”

Comment here