Uncategorized

Madre impone un castigo muy particular a su hija: “Espero que ahora valore el esfuerzo que hago por ella”

castigo muy particular

Muchas veces quedamos sorprendidos con la manera en que algunos padres educan a sus hijos. Lo que más nos llama la atención la mayoría de veces es la forma en que implementan sus castigos por lo “originales” que pueden llegar a ser.

Este es el caso de su madre, quien, cansada de tener una hija desobediente, decidió darle una lección que llamó la atención de miles de usuarios en las redes sociales. Muchos criticaron la forma de actuar de esta mujer, asegurando que fue algo “extremo”. Tanto fue la repercusión de este caso, que fue noticia en todos los medios locales.

Karen Mejía, una madre oriunda de México, quiso imponerle un castigo a su hija porque estaba cansada de que no valorara todo el esfuerzo y los sacrificios que tenía que hacer para poder darle lo mejor. “La idea de mi castigo era que ella aprendiera a valorar todo el esfuerzo que yo, día tras día, hago para poder darle todo lo que ella se merece.”

La niña le había reclamado a su madre que no recibía lo suficiente. La madre, se sintió ofendida por aquel comentario y por no tener una mejor situación económica o más recursos, para brindarle a la pequeña todo lo que necesitaba.

Fue así, como Karen Mejía decidió llevar a su hija a una calle poco transitada para que vendiera algunos chicles, pero con un cartel muy particular: “Vendo chicles porque no valoro lo que tengo”. Para la madre, fue una buena idea, aunque esto no fue muy bien visto para los transeúntes ni para los usuarios en las redes sociales.

“Me pareció una gran falta de respeto y me indignó como madre, ya que yo salgo todos los días a vender comida a la calle, limpio algunas casas y trato de ganarme el dinero dignamente.

Solo para poder ofrecer a ella un mejor futuro. Y ver la forma en cómo se quejaba de su vida me molestó.”

La niña paso varias horas en la calle vendiendo chicles y para su sorpresa logró vender todos los dulces. Luego llegó a casa con varias monedas. “Esas monedas son la recompensa de su trabajo. Yo espero que, de ahora en adelante, valore cada uno de los esfuerzos que se hace por ella día a día.”

Como era de esperarse, los usuarios no dudaron en reaccionar frente a este particular castigo, quienes la criticaron duramente por exponer a la niña a que venda en la calle. Por suerte, otros la apoyaron y dijeron que se necesitan más padres como estos, capaces de ponerle límites a sus hijos.

Comment here