Uncategorized

Madre obliga a caminar a sus hijos más de 7 kilómetros para darles una lección

7 kilómetros

Cada padre asume las responsabilidades de la crianza y la educación como considere correcto. No obstante, eso no implica que todos debamos estar de acuerdo con los métodos que emplean. Pues cada hogar impone sus propias reglas, y esto depende mucho de la forma en que sus padres los han criado.

En la actualidad, hay cientos de estudios que demuestran que los adultos vienen llevando consigo la misma manera poco ortodoxa con la que fueron criados. De esta manera, emplean métodos similares a los que sus propios padres les enseñaron de niños.

Jeen Brown, una madre oriunda de Harrow, Ontario (Canadá) impuso un castigo a sus hijos un tanto peculiar. El mismo fue compartido en las redes sociales y causó una gran revolución.

Rápidamente, muchos usuarios comentaron sobre su accionar, alguno de los cuales estaban a favor y otros en contra.

“Si bien no me considero una mala madre, a veces pienso que hay mejores maneras de afrontar este tipo de problemas.”

Esta madre obligo a sus hijos a caminar algo más de 7 kilómetros a sus hijos llevando un cartel en sus manos que decía: “Fuimos malos y groseros con el chofer del autobús y por eso mamá nos hizo caminar.”

Todo comenzó cuando Jeen recibió una llamada por parte de la directora del colegio de sus hijos. Según le explicó a la madre, sus niños se habían comportado de una manera muy grosera e irrespetuosa con el chofer del autobús que todos los días los llevaba a la escuela y luego de regreso a su casa.

Con el objetivo de que sus hijos aprendieran la lección, obligó a sus hijos a caminar bajo la nieve por más de 7 kilómetros. Apenas Jeen compartió la foto de sus pequeños con el cartel comenzaron a llegar los comentarios de los internautas.

La madre de estos dos pequeños de 10 y 7 años pensó que, si sus hijos no saben cómo comportarse en un autobús sin ser groseros con los demás, entonces no estaban listos para usar uno. De esta manera, optó por hacerlos caminar hasta la escuela.

“Yo solo quería que ellos entendieran el papel tan importante que juega el chófer de ese autobús en su día a día. Los hice hacer el mismo trayecto que ellos tendrían que recorrer si el chófer decide bajarlos del autobús.”

Como era de esperarse, recibió algunos comentarios de apoyo, y quienes estaban a favor aplaudían el gesto de la madre. Mientras tanto, otros opinaban que había otras maneras menos extremas para que sus hijos aprendieran la lección.

Además de hacerlos caminar, Jeen les explicó que hasta que su comportamiento no mejorara no iban a volver a subir al autobús. De esta manera, tendrían que caminar hasta su escuela todas las veces que hicieran falta.

“Esta fue mi decisión como madre, hice lo que sentí que les ayudaría a entender que el autobús es un privilegio, no un derecho dado. ¿Es lejos hacerles caminar 7,2 kilómetros? Si, pero para darles una lección no tuve otra opción.”

En este sentido, Jeen comentó que su hijo mayor comprendió muy bien el mensaje que quiso transmitirle su madre inmediatamente.

“Me hizo sentir que estaba tomando una postura activa sobre lo que están haciendo mis hijos. Él se mostró agradecido de que estoy tratando de enderezarlos. ¿Lo haría de nuevo? Si, con el cartel, no.”

Sin embargo, para el más pequeño fue más difícil, así que tuvo que obligarlo a caminar los más de 7 kilómetros una vez más. Recién luego de varias horas, su hijo más pequeño pudo por fin comprender lo que su madre estaba intentando enseñarle.

Comment here