Uncategorized

Madre pide respeto a las personas por su hija quien nació con síndrome de Treacher Collins

Treacher Collins

No cabe la menor duda de que no todos podemos vivir el mismo acontecimiento de la misma manera, pues hay muchos otros factores que influyen de manera directa o indirecta. Con la paternidad y la llegada de un niño sucede exactamente lo mismo. No todos los embarazos son iguales y cada madre tiene una experiencia totalmente única y diferente a las demás.

Tal es el caso de Eliza, una mujer que vivió una experiencia única con su embarazo. Desde que recibió la noticia todo marchaba bien. Justo un mes antes de dar a luz, la joven rompió fuente. Ella y su pareja, partieron rumbo al hospital para darle la bienvenida a su pequeña.

“No entendía que pasaba, aún no estábamos listos para su llegada, pero ansiosos corrimos al hospital. (…) Fueron 12 horas de parto, realmente agotador, cuando por fin pude escuchar los llantos de mi hija sentí una paz que me invadía, pero sabía que algo pasaba”.

Todos los médicos y enfermeros que recibieron a la bebé, quedaron sorprendidos y no podían decir ni una sola palabra. Cuando Eliza pudo ver a su hija, se dio cuenta de una de sus orejas no se había desarrollado completamente y su rostro era extraño. Ella pensó que era normal debido a que la pequeña nació un mes antes de tiempo.

Desafortunadamente, la experiencia de Eliza en el hospital fue cruel. Tanto el personal de salud como las personas que se acercaban a ella no emitían ningún cumplido cuando bebían a su bebé. Ni siquiera su esposo o su familia la felicitaron por la llegada de la niña.

“Ni siquiera mi esposo me felicito por la llegada de nuestra pequeña Bella. Apenas la vi, me enamoré de ella, fue todo lo que soñé, para mí es simplemente perfecta”.

Luego de recibir el alta médica, Eliza comenzó a realizarle varios estudios y exámenes a Bella para saber que era lo que realmente sucedía. Los médicos llegaron a la conclusión de que la bebé padecía un extraño síndrome llamado Treacher Collins, una condición que no permite que crezcan algunos huesos y tejidos de su cara, por lo que la niña debe ingresar al quirófano desde temprana edad.

A pesar de los esfuerzos que han hecho sus padres para que su hija tenga una vida repleta de momentos maravillosos, se les ha hecho muy difícil. Al momento de salir de paseo, la niña es el blanco de las miradas de las demás personas, quienes hablan de su aspecto y sienten lástima por su condición.

“Todos voltean a verla, sentimos como hablan de ella y sienten pena por su condición. Las personas deben sensibilizarse un poco más, tanto por el bien y el cuidado emocional de los niños como de los padres, quienes tenemos a nuestro cargo el cuidado de niños con condiciones diferentes. Si todos llegarán a empatizar un poco más, todo este proceso sería mucho más fácil para nosotros.”

Los juzgamientos que Bella recibe por cómo luce es un claro ejemplo de que la sociedad en la que vivimos debería sensibilizarse un poco más. La madre de la pequeña pide que tengan un poco más de respeto, pues es solo una niña y gracias al accionar de las demás personas, la niña podría tener serios problemas de autoestima.

Comment here