Uncategorized

Madre se levanta todos los días a las 4 de la madrugada para limpiar su hogar. Le fascina ordenar

No podemos negar que todos tenemos nuestras manías, aunque algunas resulten algo extrañas para los demás. Esto lo sabe muy bien Joanne Millen, una mujer británica de 42 años que le encanta pasar sus días limpiando su casa. Para ella, esto es una terapia y asegura que esto la mantiene en forma.

Tanto es su gusto por la limpieza que se levanta todos los días a las 4:30 de la madrugada para comenzar a ordenar su hogar. Luego, tiene toda su casa en perfecto estado justo antes de tomar el desayuno con su esposo e hijos antes de irse a trabajar.

“Mi alarma me despierta todos los días justo después de las 4:30 am. La tranquilidad previa al amanecer me permite comenzar con mi ritual diario. He estado haciendo esto desde que tengo 18 años.”

Millen trabaja como asistente administrativa, aunque pasa de 4 a 6 horas a diario ordenando su hogar. Esto equivale a unas 32 horas a la semana, destinadas pura y exclusivamente a la limpieza. Sus amigos y familiares cercanos le dicen que está “loca”, pero a ella no le importan esos comentarios, pues limpiar es algo que la hace feliz.

“Mis amigos piensan que estoy loca, pero eso significa una vida feliz para mí. La limpieza es mi terapia y me mantiene en forma. Levantarme temprano para limpiar significa que voy a trabajar sabiendo que la mitad de mi lista de tareas pendientes está lista. Nadie se interpone en mi camino, solo somos yo y la casa, así que hago más cosas.”

Su rutina comienza con un rápido té, para luego vaciar el lavavajillas, barrer, lavar los pisos, limpiar el baño y separar toda la ropa antes de ponerla a lavar. Mientras tanto, dobla los artículos que salieron recientemente de la secadora.

Luego, continúa con una breve limpieza en las ventanas del primer piso y limpia todas las superficies de la cocina. Para sorpresa de muchos, tiene toda su casa ordenada justo antes de tomar el desayuno con su familia antes de que todos comiencen con sus rutinas.

“La mayoría vería mi casa y pensaría que está impecable, pero siempre encontraré más. Después del trabajo, una vez que la cena está cocinada, paso la aspiradora y limpio todas las superficies de las habitaciones. También saco todos los artículos de los armarios de la cocina, los limpio en el interior, lavó más y plancho un montón. Luego hago las ventanas y el espejo de arriba y finalmente saco el polvo.”

Esta madre de familia viene perfeccionando su rutina todos los días desde hace 24 años por lo que sabe a la perfección como optimizar sus tiempos. Además, conoce cuales son los mejores productos para limpiar y cuales son los que definitivamente se tienen que evitar.

“Nunca desembolso productos, los básicos como el líquido de hadas, la lejía y el vinagre son mucho mejores.”

Su familia sabe perfectamente que para Mille limpiar es algo que la hace feliz. En más de una oportunidad han intentado ayudarla, pero ella le dice que lo están haciendo mal. Además, prefiere hacer todas las tareas solas, sin la ayuda de nadie. Su esposo e hijos, solo sacan la basura de los contenedores, pues es el único trabajo que no le gusta hacer.

Comment here