Niños

Los mejores amigos de tu hijo son sus abuelos

abuelos

Luego de mamá y papá las personas en quien más confían nuestros hijos e incluso nosotros mismos son en sus abuelos, en nuestros padres. Son muchos los abuelos que disfrutan muchísimo de pasar tiempo con sus nietos y de crear una relación fuerte.

La mayoría de los abuelos ya tienen una edad bastante avanzada. Su tarea en pocas palabras es divertirse y divertir a nuestros hijos.

Es muy raro que un abuelo tome la postura de educar o retar a un niño. Generalmente los abuelos son quienes les dan las mañas y gustos a nuestros pequeños.

Una relación fuerte en donde el amor, mimos y consentimientos son la base de todo. En donde se deja de lado el disciplinar para enfocarse en otras cosas más divertidas para todos los involucrados.

Los abuelos, los mejores amigos y de mayor confianza

Los abuelos en la gran mayoría de ocasiones terminan siendo los segundos padres. A quienes todos los niños acuden en caso de necesitar algo. Esto es gracias a la confianza y el amor que se genera con el paso del tiempo.

Son esenciales en la vida de los niños, aprenden mucho de sus mayores. Pero además en muchas ocasiones son una enorme ayuda especialmente cuando papá y mamá tienen que trabajar durante una gran cantidad de horas. Los abuelos pueden hacerse cargo durante un rato de sus nietos.

Generalmente los abuelos consienten, miman y protegen a sus nietos. En muchas ocasiones es necesario corregir algunas cosas que creen que es un error. Sin embargo, a diferencia de los padres los abuelos lo hacen de una forma muy diferente. Siempre amables y con mucho amor.

El amor de un abuelo con sus nietos es inigualable

En caso de que los padres estén divorciados. Los abuelos pueden ser una fuente de amor y consuelo bastante importante. Es un momento complicado para el niño, sus dos pilares se encuentran separados y su vida cambia de forma considerable.

Sin embargo, en casa de los abuelos y en compañía de estos, logran encontrar una estabilidad y apoyo emocional enorme. Viviendo de esta forma una experiencia enriquecedora y que le ayuda a lidiar de forma más sencilla con lo que está sucediendo.

Seguramente que si le preguntas a tu hijo si quiere ir a visitar a sus abuelos. No lo dude ni dos segundos y salte emocionado al coche para poder ir lo más rápido posible con sus segundos padres, las personas más amorosas y tiernas que van a tener en su vida.

También te puede gustar:

Comment here