Uncategorized

Miedo al parto

miedo

El miedo al parto es un sentimiento muy frecuente en las futuras mamitas.

Cuando vamos a ser mamá son muchas las cosas que se nos vienen a la mente: la forma en que se lo diremos al papá, la creatividad para decírselo a los abuelos, el nombre que le pondremos, e incluso el lugar donde daremos a luz, entre otras cosas.

 

Sin embargo, no todo es dicha y emociones, sino que también miedos. Este sentimiento se presenta aún más en aquellas mamitas primerizas, producto a lo nuevo y desconocido.

 

El miedo no sólo se basa en el no saber cuidarnos adecuadamente, que a nuestro bebé le pueda pasar algo, o que no sepamos reconocer si es que el momento del parto ha llegado, sino que además es el miedo al dolor, y a todo lo que un embarazo trae consigo.

 

Pero, mamá, déjanos decirte algo: la emoción y dicha cuando hemos dado a luz y tenemos por fin a nuestro bebé entre los brazos, definitivamente hará que se nos olvide cualquier tipo de malestar.

 

Eso, en lo más sentimental. En lo terrenal, la aplicación de anestesia como la epidural, hará que desde el minuto que haga efecto, ya no sintamos ningún dolor.

 

A medida que se acerca la fecha de parto, este temor suele intensificarse, generando nerviosismo y ansiedad.  Pero, tranquila, lo mejor es que mantengas la calma, porque tu tranquilidad durante el parto es muy importante. El estrés no es beneficioso, puesto que el miedo aumenta el dolor.

 

Aunque es innegable que pueden surgir complicaciones, el parto en sí mismo no es potencialmente dañino. Por lo tanto, si tu preocupación es hacia tu bienestar y el de tu bebé, simplemente relájate.

 

Generalmente, las dudas que provocan más miedo son: Saber identificar el inicio del parto, poder llegar a tiempo al hospital, poder soportar el dolor de las contracciones, saber empujar correctamente, o que el bebé no sufra durante el parto. Tranquila, querida mamá, recuerda que jamás estarás sola: tras de ti habrá un equipo médico que te oriente en lo que debes ir haciendo, y explicándote cómo debes hacerlo.

 

Tu simplemente disfruta el momento, porque tu hijo ya está cerca.

 

Comment here