Uncategorized

Mujer da a luz a su hijo en las playas de Nicaragua: Quería hacerlo sola y sin ayuda de nadie

playaparto

Aunque algún haya culturas en donde ser madre es una imposición social, en muchos otros es más una elección propia. El cómo y el dónde traerlo al mundo también debería serlo, pues es un momento especial que recordaremos para toda la vida.

Estamos acostumbrados a que cuando llega el momento de dar a luz a nuestro pequeño, debemos acudir a un hospital en busca de ayuda del personal médico para que asista el parto. Sin embargo, esta no es la única manera de llevar a cabo un parto, sino que son miles las posibilidades.

De hecho, cada vez es más común oír que las madres dan a luz en su propia casa dentro de una piscina o bañera dado que es un lugar tranquilo y el agua ayuda a aliviar los dolores, lo que resulta más beneficioso para la madre y el recién nacido. Tal es el caso de Evaluna Montaner, por ejemplo, quien este año debutó como madre y lo hizo en su propia casa donde dio a luz a Índigo bajo el agua.

Generalmente, en estos casos, las madres cuentan con la asistencia de personas expertas en el área, como enfermeras, pediatras y obstetras. Todo con el objetivo de asegurase de que el parto sea un proceso exitoso. Sin embargo, el caso de esta mujer alemana llamó la atención de todos por el modo en el que eligió dar a luz.

Sin la ayuda de nadie, la mujer se instaló en las playas de Nicaragua, a orillas del agua y comenzó con el trabajo de parto. Todo el trabajo lo hicieron ella y su bebé en el vientre. La mujer de 37 años compartió su experiencia en las redes y rápidamente se volvió viral.

Algunas personas criticaron su accionar debido a que podría haber puesto en riesgo su vida y la de su bebé. Otros en cambio, la felicitaron por su valentía. Sin embargo, a Josy Peukert lo único que le importaba era su hijo y con mucha antelación y cuidado planeó este momento para que fuera único y especial.

Este era el cuarto hijo que Josy tenía y debido a que los primeros tres alumbramientos, no la había pasado tan bien, decidió que esta vez quería hacerlo a su manera. “Quería experimentarlo por mi misma. Sin una persona ajena que me saque de lo que mi cuerpo puede hacer. No tengo miedos ni preocupaciones y un tema viene a mi mente, lo miro de cerca y lo trato.”

Josy Peukert migró a Nicaragua con su pareja y sus tres hijos y comenzó a planificar el nacimiento de su cuarto hijo con mucho detalle. Durante un largo tiempo estuvo investigando la situación del Océano Pacífico, tales como el nivel del agua, la temperatura y las mareas, todo en relación con la hora del gran día.

Además, la mujer comentó que tenía el presentimiento de que su cuarto bebé nacería por la mañana y que el trabajo de parto solo duraría una hora. Cuando llegó el gran día, Bodhi Amor Ocean nació bajo las aguas del Pacífico.

La mujer relató que una mañana estaba haciendo panqueques para el desayuno de su familia cuando comenzó a sentir algo en el estómago. Al principio, no le dio importancia y creyó que no era nada, pero pronto se dio cuenta d que su bebé iba a nacer pronto así tomó sus cosas y corrió a la playa para dar a luz.

“No quería ninguna preocupación, solo quería estar despreocupada. Con absoluta confianza en mi cuerpo, mi bebé y nosotros mi esposo a mi lado y también su absoluta confianza en todo esto.”

Parta Josy el nacimiento de su cuarto hijo era sumamente importante y quería que solo estuvieran presente las personas más cercanas a ella. Cuando supo que estaba embarazada nuevamente, recordó el nacimiento de su primer hijo que fue bastante traumático. El segundo y el tercero los tuvo en su casa con ayuda de una partera, pero en ninguno se sintió cómoda.

Luego de esas experiencias, Josy sabía perfectamente que era lo que quería y que no. Fue por ello que tomó la decisión de hacerlo sola y sin la ayuda de nadie. Se preparó mentalmente y viajó a Nicaragua para dar a luz a Bodhi.

Comment here