Uncategorized

Mujer denuncia que su hermana no fue incluida en el anuario escolar por tener Síndrome de Down

No todas cuentan con las mismas oportunidades que los demás, y generalmente las minorías, sufren discriminación a diario, ya sea por su color de piel, orientación sexual, nacionalidad, capacidades físicas o intelectuales, entre otras.

Afortunadamente, en la actualidad, la sociedad ha ido adoptando algunos métodos para incluir a todas las personas. Sin embargo, aun existen casos que nos demuestran que todavía queda un largo camino por recorrer para que todos puedan gozar de los mismos derechos.

Amanda Occhipinti, fue testigo de ello cuando se percató que su hermana Glenda, fue excluida del anuario escolar. Al igual que los demás estudiantes, la joven esperaba ver su fotografía en el anuario de la Escuela Secundaria Regional de Watchung Hills (Estados Unidos), pero cuando la recibió no pudo encontrarla en ninguna página.

Como era de esperarse, esta situación causó la indignación de su hermana mayor. Pues a Glenda la habían excluido del anuario escolar por su condición, ya que la joven padece de Síndrome de Down. En una entrevista con el medio Love What Matters, dijo: “Hoy, mi hermana pequeña recibió su anuario de la escuela secundaria y no figuraba como estudiante. Ella no se perdió el día de la foto ni pidió que no se incluyera su foto, fue intencionalmente excluida, al igual que el resto de los estudiantes de educación especial.”

Amanda y su madre estaban tan decepcionadas con la escuela, pero mucho más preocupadas por lo que Glenda pudiera sentir ante la discriminación que estaba sufriendo. Fue por ello que la familia decidió compartir la foto de la joven en internet. En la imagen se la puede ver muy sonriente.

Con respecto a la actitud que tuvo la institución a la que asiste Glenda, Amanda cree que es algo imperdonable y que no hay excusas para lo que hicieron. Pues esto viola lo que dicta la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) y no piensa quedarse de brazos cruzados.

“Las personas con necesidades especiales a menudo no pueden defenderse por sí mismas y, en consecuencia, son ignoradas. Hablo en nombre de Glenda y de todos los demás estudiantes que fueron dejados de lado debido a diferencias en sus habilidades. El silencio es conformidad.”

Gracias a la Insistencia de Amanda, la escuela se comunicó con ella para decirle que le enviarán un anuario complementario con todas las fotos de los estudiantes, incluyendo la de Glenda. “Continúe abogando por aquellos que no tienen voz, realmente hace la diferencia”, dijo a LWM.

Comment here