Niños

Niña crea un logotipo para la marca de ropa de su madre para alentarla y ayudarla a que su negocio crezca

Cuando alguien decide ser padre, lo más esperable es que apoyen y motiven a sus hijos a perseguir sus sueños y poder alcanzarlos. Esta vez, la historia es distinta, y fue una niña, quien, tras ver la frustración de su madre, quiso hacer algo para alentarla y pudiera alcanzar sus metas.

Daniela Alquino, oriunda de Sao Pablo, Brasil, es madre de una niña de 13 años. Al igual que muchas otras mujeres, debe cumplir con su rol como madre y ser el sostén de su hogar. A diario, se dedica a coser prendas a mano, para poder ganar algo de dinero y tener una vida digna.

Lamentablemente, la vida no es perfecta y no todo es color de rosas y Daniela lo sabe muy bien. Debido a la precariedad de su empleo, no puede ganar tanto dinero como le gustaría y poder así comprar los implementos necesarios para hacer crecer su negocio.

Una tarde como cualquier otra, la hija de Daniela entró a la habitación de su madre y se llevó una gran sorpresa. La mujer estaba llorando desconsoladamente por su desafortunada proyección laboral. En aquel momento, solo se quedó a su lado y la abrazó.

Luego, corrió a su habitación y estuvo allí encerrada por algunas horas. Daniela, se preocupó por la actitud que habita tenido su hija y pensó que probablemente esté igual de triste que ella. No obstante, se llevó una sorpresa muy gratificante al ver que la muchacha salió de su cuarto con una gran sonrisa.

La niña de 13 años había tomado un papel y lápices y durante el tiempo que estuvo encerrada en su habitación diseñó un logotipo para crear una marca junto a su madre. De esta manera podrían crear su propia colección de ropa y venderla. “Dani Modas” fue el nombre que eligió para el emprendimiento de Daniela.

A través de un grupo de Facebook, la mujer compartió el lindo gesto que tuvo su hija que, efectivamente ayudó a motivarla y a empezar otra vez con mucha energía.

“Era alrededor de las 9:00 pm de domingo. Me atrapó llorando. Por un momento me sentí frustrada. (…) Cuando era adolescente siempre pensé en tener mi marca “Dani Modas”. Me abrazó con fuerza y se dio cuenta de la razón de mi tristeza y frustración. Tomó la mochila y después de un tiempo regresó encantada mostrando el logotipo que creó para mi marca. No tengo una máquina, en el cajón solo 3 agujas y con cada creación compro un tubo de hilo según el color de la tela. Pero ya tengo el logotipo creado por alguien que más que nadie cree que soy capaz”.

Ahora Daniela no tiene el logo para su marca, sino a alguien a su lado que siempre le brindará su apoyo y que la motive a cumplir sus sueños: su pequeña hija.

Comment here