Niños

Niño de 11 años compra una casa para su familia: “Jamás pensé que mi sueño se hiciera realidad.”

casa para su familia

Desde el principio en toda sociedad siempre ha habido personas con menos posibilidades que otros. Suplir sus necesidades básicas dentro de su hogar no es tarea sencilla para aquellos de escasos recursos. En algunos casos, todos los miembros de la familia deben intentar buscar la forma de generar algún tipo de ingreso, sin importar su edad o su condición.

Hace dos años, con el inicio de la pandemia, muchas familias perdieron sus empleos y en ocasiones hasta su vivienda. La familia de Gabriel no fue la excepción a ello. Por suerte, el pequeño de 11 años tuvo una ingeniosa idea con la que logró darle una casa a su familia y grandes posibilidades de abrir un negocio propio.

En el medio de la crisis económica que atravesaba su familia, el pequeño Gabriel salió a las calles de Brasil a vender agua. De esta manera, podía conseguir algo de dinero para llevar comida a su hogar y ayudar a sus padres con los gastos.

Lamentablemente, el niño fue denunciado por dedicarse al comercio informal, generado que el consejo tutelar de este país interviniera. Esto trajo graves consecuencias para él y para su madre, por lo que tuvo que dejar de vender botellas de agua.

Pero Gabriel no se dio por vencido y recurrió a la buena fe de las personas en las redes sociales. Así fue como compartió un video en donde se lo ve llorando y pidieron que por favor lo ayudaran.

“Mi único sueño es poder tener un hogar para mi familia, que tengamos un patio grande donde jugar y sobre todo en una zona más segura para mis hermanos.”

El video que compartió Gabriel rápidamente se volvió viral y en cuestión de segundos miles de personas mostraron un gran interés por ayudarlo. De hecho, se creó un fondo monetario que logró recaudar 15 mil dólares. Todo esto sucedió sin que el niño supiera.

“Yo jamás pensé que mi sueño se pudiera hacer realidad, estoy muy feliz.”

Un medio de comunicación se acercó hasta donde vivía Gabriel y su familia para compartirle la gran noticia. Sin que ellos tuvieran la menor idea, los llevaron a al lugar donde sería su nuevo hogar.

“Tenemos un gran patio tal como lo soñé y lo mejor de todo es que ya no vivimos con tanta inseguridad. (…) No volveré al comercio informal en las calles para no perjudicar a mi mamá, pero si de algo estoy seguro es que jamás me avergonzaré por haber vendido agua en la calle, fue un trabajo honrado y producto de eso pude darle esta casa a mi familia.”

Ahora, la familia de Gabriel tiene un nuevo hogar gracias a la ayuda que recibieron de millones de personas y sobre todo por la fe del niño. La madre del niño, aseguró que están planeando abrir un nuevo negocio para poder generar así nuevos ingresos.

Comment here