Uncategorized

Niño de 5 años pide perdón y abraza su madre antes de partir

Ningún padre está preparado para perder a un hijo, puesto que no es lo natural. Por lo general, son los hijos los que deben despedir a sus padres en algún momento de su vida, por más doloroso que sea, pero nunca al revés.

Un hijo puede perder a sus padres y quedar huérfano, pero ¿un padre? ¿Cómo podemos lidiar con una experiencia tan desgarradora como esta? Cuando tenemos a nuestros hijos por primera vez en brazos, nos prometemos a cuidarlo y a protegerlo de todo y de todos. Sin embargo, las vueltas de la vida y del destino, nos toca decirle adiós mucho antes de lo esperado, como es el caso de Amber Schofield y Ben Proctor.

Los padres de tan solo 24 años de edad tuvieron que atravesar una experiencia desgarradora. Amber Schofield y Ben Proctor tuvieron que despedirse repentinamente de su pequeño Charlie con tan solo 5 años.

A manera de crear conciencia, los padres del pequeño Charlie decidieron contar su historia con el resto del mundo a través de sus redes sociales. Además de buscar tocar los corazones de los encargados del Sistema Nacional de Salud de Inglaterra.

Según el relato de Amber Schofield y Ben Proctor, no recibieron la ayuda que necesitaban para salvar la vida de Charlie. El pequeño padecía una terrible enfermedad conocida como Hepatoblastoma. Se trata de un tumor que comienza afectando el hígado. Más adelante, comienza a expandirse por el resto de los órganos afectando su normal funcionamiento.

A pesar de la lucha de los padres de Charlie no lograron salvarlo. Ambos hicieron todo lo posible para poder viajar a Estados Unidos y realizarle un trasplante de hígado a su hijo. Sin embargo, solo lograron conseguir el 50% del dinero que necesitaban, por lo que la cirugía no tuvo lugar.

A pesar de la campaña en que hicieron en las redes sociales para juntar el dinero, no fue suficiente. Hasta la cantante de Pink donó 12 mil dólares para la cirugía.

Tras una larga batalla para luchar contra el cáncer de su hijo, A Amber Schofield y Ben Proctor, se despidieron de su hijo luego de que le diagnosticaran 366 horas de vida.

Yo vi como mi pequeño Charlie se iba apagando, ya no sonreía y en algunas oportunidades me decía que se sentía cansado y deprimido, estaba tan delgado que podía sentir cada uno de sus huesos, su cara hundida y ojos blancos. Ningún niño debería tener que pasar por algo así, ningún padre tendría que ver a su hijo deteriorarse de esta manera tan cruel.

La despedida de Amber y su hijo

En sus redes sociales Amber compartió una fotografía de sus últimos momentos con su pequeño Charlie. La joven madre, contó que su hijo se durmió abrazado a ella y que siente el corazón destrozado por la pérdida.

Luego le dedicó unas palabras a su hijo, a quien agradeció por convertirla en madre. Además, dijo estar orgullosa por la manera que Charlie luchó hasta el final. Finalmente, Amber aprovechó la oportunidad para pedirle a los padres que aprovechen cada momento que pueden pasar junto a sus hijos, que los abracen y los llenen de amor.

Comment here